lunes, 12 de marzo de 2018

This must be the night: Gatos rockeros, azules y nocturnos

Página Facebook Seguir desde G+ Nuestra lista en YouTube Rss

Ficha
Nombre: This must be the night (Esta debe ser la noche)
Intrérprete: Mink DeVille
Publicación: 1980
Autor: Willy DeVille
Género: Rock

Bonus track:
Le Chat Bleu Álbum completo
This Must Be the Night Live in Paris 1980
This Must Be the Night Live in Paris 1993
Referencias:
Recordando a Willy DeVille (Concierto Barcelona 1988)
Wikipedia
Willy DeVille: El hombre que pudo reinar (En El País)
Willy tenía buen corazón (En El País)
Willy DeVille (En El rincón de la desconexión)

Willy DeVille fue el alma y creador de Mink DeVille, una banda de rock que estuvo activa entre los años 1974 y 1986, publicando 6 álbumes entre el 77 y el 85. DeVille -cuyo nombre real era Billy Borsay- la creó en 1974 en San Francisco.

Willy Deville
El nombre de la banda lo adoptaron parece ser tras algunas deliberaciones entre los miembros del grupo, y aparentemente hace alusión a los coches -como los Cadillac- que van forrados por dentro -asientos, tablero- con pieles de animales, ya que “mink” significa “visón” en inglés.


Mink DeVille se convirtió en una de las bandas titulares de un local llamado CBGB, un nightclub neoyorquino donde surgió el punk rock a mediados de los 70, y donde tocaron bandas tan emblemáticas como Ramones, Television, Patti Smith Group, Blondie o Talking Heads. Un cazatalentos de Capitol Records quedó impresionado con ellos, les hizo grabar varios temas y los fichó para la discográfica. Mink DeVille sin embargo se desmarcaba de y desdeñaba en parte el carácter punk de algunas de las bandas mencionadas, dejando claro que lo suyo era primordialmente el rock.

Mink Deville
Una de las diversas fotografías de la banda.
Los miembros originales solamente participaron en los dos primeros álbumes


Sin embargo nos quedaríamos muy cortos si dijéramos simplemente “rock”. Mink DeVille bebió de muchísimas influencias y estilos y los expresó y mezcló en sus canciones, debido a los amplios conocimientos musicales de un compositor como DeVille. Así podemos decir que por sus discos y canciones se pasean el blues, el soul, el rhythm and blues, el pop romántico, el zydeco de Louisiana, la música de Nueva Orleans, los ritmos mejicanos y latinos en general, el cajún, el doo-wop, la canción francesa, el cabaret, la salsa…
Algunas críticas señalan que sus tres primeros discos son como una unidad perfecta, auténticas joyas del rock. Bien, a título personal yo incluiría también el cuarto y el quinto, hablamos de 5 trabajos plagados de fantásticas canciones donde Willy dejó claro esa amplísima sapiencia estilística y compositiva.

  • 1977: Cabretta
  • 1978: Return to Magenta
  • 1980: Le Chat Bleu
  • 1981: Coup de Grâce
  • 1983: Where Angels Fear to Tread
  • 1985: Sportin’ Life


Le Chat Bleu
Le Chat Bleu fue grabado en París, durante una estancia temporal de Willy y su banda, que querían empaparse de la cultura y la música galas. Detrás de este disco hay toda una historia, pues la compañía Capitol Records no vio nada clara la viabilidad del álbum y no le dio apoyo, editándose tan solo en Europa. La discográfica recelaba de que un disco con sonidos de acordeón, tablas de lavar, cajún, zydeco o canción francesa pudiera triunfar en los USA.

Pero se tuvo que tragar esos planteamientos tan estrechos, pues el disco fue aclamado por la crítica y se vendió masivamente en el Viejo Continente, convirtiendo a Mink DeVille y a Willy en estrellas. Capitol Records tuvo que sacarlo en los Estados Unidos de importación. La revista Rolling Stone consideró al disco el quinto mejor álbum de 1980.
La portada refleja un tatuaje que la por entonces su mujer, Toots Deville, lucía en el hombro. Aunque se trata de una pantera negra, no un gato…


Willy y Toots Deville
Tatuaje que ambos compartían...

Y precisamente This Must Be the Night es el tema que abre el disco. Una canción cargada de poesía sonora y evocación, con esos irresistibles coros en el estribillo…


This Must Be the Night en directo en el festival de Rock am Ring, que se celebra cada año en Nürburgring, Alemania. Además en este vídeo tenemos una propina de lujo, la fantástica y archiconocida Demasiado Corazón, con evidentes influencias de la música latina y la salsa. Magnífica la actuación de toda la banda…


Enseguida me atrapó ese magnífico sonido, tantas veces comparado al estilo springsteeniano, aunque es evidente, como se ha dicho, que la amalgama de estilos es mucho mayor en el caso de nuestro protagonista de hoy. Me compré varios vinilos de esta banda hace muchos años ya y además les vi en concierto en 1988 en las Festes de la Mercè. Todo esto -y mucho más- lo explico en la entrada que le dediqué a Mink DeVille en mi blog. Otra de las cosas que cuento, por ejemplo, es la gran veneración que Willy DeVille despertó siempre en Loquillo. Aquí tenemos un extracto de una crónica de un concierto del catalán en Madrid, en el 2010:

Willy Deville por Loquillo
Era cuestión de esperar unos instantes para saber qué nos depararía la velada. Las conversaciones de lo más animadas se sucedían en diferentes corrillos, incluido el nuestro, hasta que un momento concreto el mundo se detuvo súbitamente. Fue en el justo instante en que comenzó a sonar una canción. El tema no fue otro que This Must Be the Night, del añorado Willy Deville, perteneciente a su época al frente de Mink Deville.






El Loco estaba apelando a los pandilleros, a los héroes de barrio, esos que siempre existieron. Me gustaba. En ese instante comprendí que el catalán nos había preparado un viaje en el tiempo. Una crónica personal a través de su vida, de sus iconos, de parte de los referentes que forjaron su carácter.



Mi crecimiento musical y mis experiencias van muy ligadas a la música de Mink DeVille, que siempre ocupará un lugar especial y que, en cierta forma, también forjó mi carácter.

17 comentarios :

  1. Antes que nada quiero daros las más sinceras y efusivas gracias por invitarme a participar en este aniversario de esta gran bitácora. Y en especial a Jake, que "me persiguió" con tesón y paciencia mientras yo dejaba pasar los días. Ha sido un honor.
    Pues ya podré escucharlo veces, pero me parece un tema fenomenal, donde queda claro lo gran compositor que era Willy. Y además qué sonido, qué bien construida que está la canción, instrumentalmente: teclados, esas notas de viento henchiendo y ribeteando el tema, dándole fuste y sabor negroide, y por supuesto esos coros en el estribillo. De verdad os lo digo, a los que podáis desconocer su obra: Willy y esta banda facturaron grandísimos discos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aceptamos, como no podía ser de otro modo, el agradecimiento, pero las gracias te las tenemos que dar nosotros a ti. Y sí, puedo ser muy pesado...

      Mentiría si te dijera que soy un gran seguidor de este tipo, sinceramente no lo he escuchado el tiempo y con la atención que merece, no te voy engañar.

      Como curiosidad, a un buen amigo mío, que entiende bastante más que yo de esto, le gusta tanto, que hasta tiene un punto obsesivo con Mr. DeVille. Eso sí, le tiene una manía tremenda a "Demasiado corazón", supongo que por la conocida cabecera del programa de TV.

      Ha sido un placer, un gran abrazo.

      Eliminar
    2. Y sobre todo te agradecemos tus enormes comentarios, por calidad y cantidad (número de ellos y longitud de los mismos)

      Eliminar
    3. Pues sí, sí que merece atención, es un buen ejemplo de grupo/rockero interesante y con una digna producción que nunca acabó de enganchar al gran público, y ejemplos hay muchos: Graham Parker, John Hiatt...
      Lo que mencionas de Demasiado Corazón, un gran tema, es lo que nuestro añorado Salva denominaría putrefacción sonora. Què li farem, como decimos los catalanes. Esta, o Losing My Religion, o La Flaca, o tantas otras... pobrecitas canciones, ellas no tienen la culpa.
      Oh, tu segundo comentario me ha encantado, muchas gracias. Intento expresarme con el mayor detalle posible, es cierto. Hasta la próxima.

      Eliminar
  2. Mink de Ville como muchos otros músicos han utilizado lo que estaba de moda en su momento para dar el salto y ganarse la vida con el rock. Tal fue el caso también de Joe Jackson con el Punk y de Jethro Tull con el blues. Pero estos músicos están por encima de esa circunstancia pasajera musical del momento.
    Que me alegro mucho de verte por aquí también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Tu reflexión es interesante. Sí, citas grandes artistas que efectivamente tuvieron algo en común: abordar el rock desde su estilo, su perspectiva y sus influencias personales.

      Eliminar
  3. Un artista carismático y polifacético musicalmente hablando donde los haya.
    Conocía la admiración de Loquillo por él, pero aparte de eso y Demasiado corazón poco más, has despertado mi curiosidad. Parece un mosquetero, un juglar de otra época.

    Coincido en su admiración por la grand chanson française y por Edith Piaf.

    Abrazo Whatgoes Around

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Escueto comentario pero la clavas en varias cosas: "Carismático", has dado con el adjetivo perfecto que a mí se me pasó -malditos roedores-, efectivamente tenía una enorme personalidad y background, por eso sí usé el término sapiencia para Willy.
      Un mosquetero, también ahí aciertas, qué buena observación. Y me alegro si te he picado la curiosidad. Ya sabes, de hecho el sonido de esta banda no anda lejos de Springsteen y de todo un estilo denominado Jersey Shore Sound, por la zona.

      Eliminar
  4. Debo decir que desde que leí el título ya me tenías ganada. Adoro a DeVille (Mink y Willy) y ya encontré un día tu blog y te dejé un comentario. This must be The night es de mis temas favoritos; el inicio ya me parece que te atrapa totalmente y el estribillo ves tan solo....una maravilla de tema.
    Un saludo!!!😊

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuestísimo que me acuerdo de tu comentario aquel día, que me alegró mucho. Se crea una complicidad muy bonita cuando nos acordamos de buenos músicos y muy especiales. Pues veo que conectamos en este aspecto, totalmente. Como digo, tengo varios vinilos y ya desde los ochenta le seguí la pista a este señor. Desde luego es uno de sus mejores temas, cómo me encanta que meta esos sonidos de viento, también en aquel temazo que es Love and Emotion. Entonces tendríamos que quedar tú y yo, ¿no, Tina? Jajaja, que es broma (o no). Solamente era para echarse unas risas. No, en serio, conectamos y eso me gusta. Prometo visitar tu blog en un futuro, ahora estoy de mudanza, ya le eché un ojo. (¿Pero quedamos?). Jajaja.

      Eliminar
    2. Jajajajajajajaja

      Eliminar
  5. Pues me pasa lo mismo que a Jake y Nostromo, lo conozco básicamente de oídas y por algunas escuchas esporádicas, pero no le he dedicado la atención que merece; de hecho mi incultura respecto a esta banda era tal que, hasta hoy, no he acabado de distinguir cabalmente entre el intérprete (Willy) y su banda (Mink). Nunca es tarde para aprender...
    Salute You!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una buena banda de rock, por lo menos un "Grandes Éxitos" merece ser revisado (este ejemplar que sale en el vídeo). Pues yo durante años estuve convencido que "Mink" era el tipo, y no un grupo en realidad. Y además por una mala traducción creí que "mink" era armiño, cuando es visón. Jo, no doy pie con bola.

      Eliminar
  6. Muchas gracias de corazón por todos vuestros comentarios. Esta es (parte de) la verdadera gasolina que alimenta la blogosfera, creo...

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué bien verte por aquí, What! Ya tuvimos oportunidad de charlar en torno a este gran artista y su banda en la entrada que le dedicaste, donde creo recordar que mencionaba algunos de sus temas más conocidos y de lo bueno que es haciendo versiones (por cierto, ya tengo medio preparada la entrada que te dije sobre "Hey Joe", el tema que popularizara Jimi Hendrix). La canción que propones es buenísima, y qué bien luce en directo, yo la veo aún más springsteniana que las proponías en tu post, con un sutil toque doo-wop que le va muy bien. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres una verdadera máquina preparando entradas. No sé com t'ho fas, noi, per treure temps. Sí, un magnífico artista. Genial la actuación en Alemania. ¿Esta aún más springsteeniana? Hostias, pues es difícil. Es posible. Esos coros, sí. Gracias Raúl.

      Eliminar
    2. Jajaja, desde que publico sólo dos entradas a la semana estoy algo más liberado, aunque es verdad que las entradas de versiones me dan bastante trabajo.

      Eliminar

 
Un invento de Jakesnake, Nostromo & Oloman | CONTACTO | Diseñado por Oloblogger