miércoles, 28 de febrero de 2018

De como la picadura de las hormigas me llevó a otros mundos musicales. Adam and the Ants

Página Facebook Seguir desde G+ Nuestra lista en YouTube Rss

Ficha
Adam and the Ants. Dog Eat Dog

Nombre: Dog Eat Dog (Perro Come a Perro)
Intérprete: Adam And The Ants
Publicación: 1980
Autor: Adam Ant y Marco Pirroni
Género: Post-Punk / New Wave / Rock

Bonus track:
Kings Of The Wild Frontier Álbum completo
Live In Tokyo
Referencias:
Chorbyradio
El Gran Musical

Un lustro ya del blog! El tiempo pasa que es una barbaridad. Y otra vez aquí, invitado por este estupendo grupo humano y de conocedores del medio musical, agradecido y presto a dejaros algo que pueda ser de vuestro interés.

Para este año de celebración me correspondería hablar de un tema de este siglo, pues en las anteriores ocasiones fueron temas de los 60, 70, 80 y 90 respectivamente. Pero en esta ocasión, los chicos se pusieron un poco más exigentes y nos pedían que pusieramos un tema que fuera especial o significativo para nosotros. Así que me puse a pensar. Mi neurona se golpeaba de uno al otro lado del cerebro intensamente. Al final, después de la extenuación me decidí por este tema. Podría haber elegido cualquier otro igual de importante para mí. Así que os preguntareis, entonces, ¿Por qué este en concreto?


Hace muchos años, compraba una revista que se llamaba El Gran Musical. Sí, sí, esa misma, pero para lectores más jóvenes, diré que al principio se editaba en formato periódico. Siempre me he preguntado que me impulsó a comprarla. Aún no lo tengo claro, así que no podría explicarlo con toda fidelidad. El caso es que en dicha revista hablaban de un nuevo grupo que estaba causando furor en el Reino Unido. Le llamaban la Antmanía al fenómeno que había causado Adam and The Ants, que era el grupo en cuestión. Unos tipos con una estética distinta, entre piratas e indios americanos, con las caras maquilladas y con algún símbolo en ellas.

Adam and the Ants

Me llamaron la atención, así que en cuanto junté el dinero, me fue a la tienda de discos y compré el casete. Ahora con internet todo es más fácil. Uno puede escuchar el disco previamente. Pero a comienzos de los 80 comprar un disco era un poco una aventura. Porque o bien sólo conocías el single por escucharlo por radio o tv, o directamente, como fue mi caso, no habías escuchado nada. Así que tenias la posibilidad de llevarte una decepción.

Llegué a casa y puse la cinta. Empezaron a sonar tambores tribales atronadores. Gritos indios, seguidos de unas descargas de guitarras bestiales. ¡La bomba! Era Dog Eat Dog. Quedé alucinado. No había escuchado nada así en mi vida. Yo más convencional hasta ese momento en cuanto a grupos y a sonidos, esto era una descarga impresionante de sensaciones. El estribillo era demoledor y el final repetitivo del tema hacía que entrase casi en trance. Corrí a casa de un amigo que vivía al lado, con la cinta bajo el brazo, y le dije: "tío, tienes que escuchar ésto". Dog Eat Dog sonó interminables veces esa tarde.

Otro dato de viejales. El disco en el Reino Unido salió en el 80 y en España meses más tarde, ya en el 81. Algo impensable ahora, pero de lo más normal en aquella época. Los de mi quinta sabrán de lo que hablo.

Este tema por sí solo hizo que siguiese investigando con sonidos nuevos, distintos a los que había escuchado, experimentando con nuevos estilos, avanzando continuamente musicalmente hablando y aprendiendo. Algo que sigo haciendo y también disfrutando cuando lo hago. Y espero sólo dejar de hacerlo cuando muera. Y a lo mejor después..........¡Quién sabe!

No era su primer disco. Los emparentaron erróneamente con los New Romantic por la estética. Algo que supe años después. No me importaba nada. Así que creo que por todos los motivos citados en el párrafo anterior este tema merece estar este año aquí. No sé si me he extendido de más, pero cuando alguien escribe sobre algo que le gusta y disfruta haciéndolo, nunca parece que se haya excedido en demasía.

Mis queridos amigos de Musicae Memorandum, siempre estaré agradecido por contar conmigo y lo digo de todo corazón. Pero a veces las palabras no son capaces de expresar lo que siento cada vez que veo vuestro email invitándome a participar en las celebraciones. Asi que para el décimo aniversario del blog ya podéis contar conmigo, sino me presento yo. Y con doble entrada. Ja,ja,ja.

¡LARGA VIDA A MUSICAE MEMORANDUM!



7 comentarios :

  1. Las hormigas picaron lo lindo esos mágicos años en Inglaterra, y un poco más levemente en nuestro país.
    A mí la canción, primera que escuchaba del grupo, me impresionó más que me gustó, por esos tambores tribales tocados a cuatro manos y esos gritos indios. También me compré el LP, y me gustó mucho más que Dog eat dog. Tiene auténticas maravillas.
    En aquella época me compré alguna vez el New Musical Express, y Adam & The Ants ocupaban las portadas. También me dio por escuchar (con mucha dificultad) Radio Luxembourg, que emitía los éxitos con más ventas entonces, y Dog eat dog y Antmusic menudeaban en sus emisiones.
    Un grupo que nos marcó. De esos que escuchas y dices, "nada a partir de ahora tendrá que ver mucho con lo que me gustaba antes".
    saludos sintéticos

    ResponderEliminar
  2. Yo soy de los que compartí aquella sensación de comprar un disco, en ocasiones sólo guiándote por la portada, y descubrir más tarde si aquello te gustaba o no: me pasó con Nazareth, con Magna Carta o Wishbone Ash, por ejemplo, y en esas ocasiones acerté de pleno... Hubo alguna otra que no tanto.
    Y también viví lo de esperar meses para que la novedad discográfica que fuera llegara a España, eran otros tiempos...
    Y también conocí a Adam and the Ants en su momento, pero por entonces yo era un Jevy 'militante' y no les hice mucho caso, la verdad, y creo que algo de daño les hizo lo que comentabas de que los incluyeran en el movimiento Nuevo Romántico, pues quizá les cerrara más puertas que abrírselas.
    Escuchándolos ahora me doy cuenta de que algunos nos perdimos un gran grupo, aunque nunca es tarde para recuperarlos.
    Salute You!!

    ResponderEliminar
  3. Un grupo inolvidable, varias veces he estado tentado de hacer algo sobre Antmusic.

    Pienso que se encasillaron demasiado en su peculiar estilo, al final acabaron cansando. Aparte de la puesta en escena y su sonido, nunca dieron en el clavo con una obra para la posteridad, les faltaba "molla" y calidad tendrían, pero creo que no la suficiente.

    No hay que restarles nada, un grupo fresco, distinto y divertido que gustaron. Ni te has excedido en absoluto y si has disfrutado, yo también, pues nos alegramos un montón.

    Creo que Goddard (Adam) tuvo o tiene problemas de personalidad, su roll con la banda le trastornó la cabeza, algo así como Johnny Weissmüller con Tarzán.

    Abrazo vinílico Chorby.
    Te esperamos.
    https://www.youtube.com/watch?v=Rm9drIwmmU4

    ResponderEliminar
  4. Gracias amigos.
    Sí, tenia problemas de personalidad y creo que tuvo problemas con alguna sustancia.
    No dejaron ningúna obra maestra. Eso es cierto. Pero su segundo y su tercer disco, como Adam & The Ants, creo que si que son disfrutables cuando menos.
    Saludos sintéticos.

    ResponderEliminar
  5. LA verdad es que ni conocía al grupo ni había escuchado nunca este tema pero entiendo que sobre todo en aquellos 80 te sorprendieran. Tuviste suerte al comprar la cassette y que te molara, fuiste muy arriesgado jajajaja

    ResponderEliminar
  6. Siento tardar tanto en comentar, el motivo está bastante justificado...

    Como decía en la entrada de ayer de Felipe, un aniversario de MM sin Eduardo no puede ser lo mismo.

    Gracias siempre Eduardo, un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Gracias Jake por tus palabras. Sería todo igual. No pasaría nada. Aunque a mi me encante estar aquí.
    Saludos sintéticos.

    ResponderEliminar

 
Un invento de Jakesnake, Nostromo & Oloman | CONTACTO | Diseñado por Oloblogger