lunes, 5 de marzo de 2018

Rezaré, devoción roquera

Página Facebook Seguir desde G+ Nuestra lista en YouTube Rss

Ficha
Fantasía Occidental. Silvio y Sacramento
Nombre: Rezaré
Intérprete: Silvio y Sacramento
Publicación: 1988
Autor: Ben E. King, Jerry Leiber y Mike Stoller
Género: Rock

Bonus track:
Rezaré, versión de estudio.
Rezaré cantado en directo por Bunbury.
La pura concepción (Swing María).
Referencias:
A la diestra del cielo, documental sobre Silvio.


Cuando los ochenta daban sus últimos coletazos yo empezaba a disfrutar de mi adolescencia en una ciudad en la que todavía me consideraba un recién llegado. Uno de los primeros amigos que había hecho allí me propuso ir a un concierto de Silvio. En aquellos años hablar de Silvio a secas solía significar el cantautor cubano Silvio Rodríguez. Salvo en Sevilla. Allí Silvio era Silvio, y no hacía falta decir más.

¿Y quién era ese Silvio del que yo no había escuchado hablar hasta entonces? Mi amigo empezó a relatarme una serie de leyendas tejidas alrededor del personaje: que si siempre daba los conciertos borracho (pues siempre, siempre, no sé, pero a menudo), que era extranjero (falso, aunque quizás la confusión se debía a su afición a cantar en italiano, igual que a veces lo hacía en inglés o francés. O en algo que se le parecía bastante), que se había casado con una millonaria de la jet-set (más o menos: sí se casó con una rica heredera, pero británica), que la heredera lo mantenía y por eso se dedicaba a la música (falso, su matrimonio sólo duró un par de años), que aunque tenía una canción dedicada al Betis él en realidad era del Sevilla (cierto), que a veces se olvidaba de la letras de las canciones y tenía que seguir el guitarrista (cierto, aunque tampoco le suponía ningún problema ponerse a improvisar o cambiar de idioma o de canción), etc.


Silvio Fernández
Silvio era sencillamente Silvio para toda Sevilla
Silvio era Silvio, y cuando yo lo escuché por primera vez llevaba ya 25 años en esto de la música, en el que había empezado como batería. Había pasado por diversos grupos, vivido en el Madrid de la movida y vuelto a Sevilla donde se le consideraba un símbolo más de la ciudad. No importaba la procedencia o clase social, podías preguntar a cualquier joven sevillano de la época y probablemente fuera capaz de tararearte al menos uno de los temas de su Fantasía occidental, el disco que grabó como Silvio y Sacramento (estupenda banda presta a arreglar sus salidas de tiesto en los directos) y que lo consagró en la ciudad.

Silvio era un Peter Pan, un niño que se refugió en la botella para evitar crecer. Alguien, como nos cuenta Francisco Bech en su documental A la diestra del cielo, capaz de gastarse las treinta mil pesetas de un bolo en invitar a todos los niños del pueblo a montar en los coches de choque (sucedió en Almonte, y al resto del grupo supongo que no le haría tanta gracia) o viajar por Europa sin salir de los aeropuertos, cogiendo siempre el primer vuelo que saliera, hasta quedarse sin dinero. Sin el dinero de su mujer.

Pero volvamos al tema de la entrada. No ha sido fácil elegir una canción de Silvio; aunque tenía claro que debía ser del disco Fantasía occidental resulta muy difícil decidirse cuando casi todos los cortes han sido himnos de tu adolescencia. Finalmente me he decidido por Rezaré, uno de sus temas más conocidos (ha llegado a estar versioneado por Bunbury). En A la diestra del cielo Pive Amador (batería y compositor del grupo) nos cuenta que Rezaré surgió buscando un tema para la cara B del single de Swing María. Como ésta era una canción basada en una marcha de Semana Santa tocada a ritmo de swing, pensaron que lo ideal sería hacer el camino inverso, y darle un toque cofrade a una canción rock. La elegida fue el clásico Stand By Me, transmutada en himno mariano, y con un comienzo en el que las guitarras imitan los clarines y trompetas de las marchas procesionales.

El vídeo es una actuación en directo más o menos de la época en el que yo lo conocí, le falta calidad pero refleja a la perfección lo que quiero decir (no os fiéis de la imagen y dadle al play, aunque parezca caído sí funciona). Vemos su tendencia improvisar, sus entradas fuera de tiempo, rápidamente solucionadas por su banda, y ese papel donde a veces llevaba apuntada las letras de sus canciones.



¿Fue este el Silvio que me encontré en el concierto? Sinceramente casi treinta años después me resulta difícil recordarlo. A pesar de ello lo guardo como algo importante, fue mi apertura al mundo musical sevillano, el primero de los muchos conciertos a los que asistiría en la ciudad.

Silvio nunca volvió a disfrutar la fama de aquellos años. Aunque su alcoholismo le fue alejando de los escenarios siguió siendo un personaje querido en Sevilla, que llegó a ponerle su nombre a una calle. Murió en 2001, con 56 años pero aparentando bastantes más, su cuerpo arruinado por el alcohol y el tabaco.

10 comentarios :

  1. Magnífica entrada donde recoges en esencia lo que fue Silvio. Un privilegio que pudieras disfrutar de un concierto suyo. En Sevilla sigue siendo una leyenda.

    ResponderEliminar
  2. El gran Silvio, toda una institución en Sevilla y también empezó con los Smash, creo que los dejó cuando se casó

    ResponderEliminar
  3. ¡Como se nota que sabeis de música! XD
    Por favor que nadie me fustigue, pero nunca antes había oído hablar de este Silvio así que me ha parecido muy curiosa su historia ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Curiosamente siendo en Sevilla una institución fuera de aquí no es conocido. El documental que menciona en el post desde luego no tiene desperdicio para acercarse a su figura. Como curiosidades:

      A su banda pertenecían Pive Amador (batería) y ahora famoso por el programa de copla de Canal Sur y Andrés Herrera el "Pájaro", guitarrista que ahora tiene carrera en solitario

      El hijo de Silvio con la aristócrata tiene una banda (él es el cantante) de rock y se llama Los Labios.

      Saludos.

      Eliminar
  4. Pues no sabía nada de Silvio y menos aún que en su grupo estuviera Pive Amador, el especialista en copla. En cuanto a la canción, si no me equivoco es una versión de una versión, en concreto de la que hiciera Celentano, titulada "Preghero", del original "Stand by me"; en España tuvo bastante éxito y también fue versionada por grupos españoles como Lone Star.
    https://www.youtube.com/watch?v=LYfI2vh4pWA
    https://www.youtube.com/watch?v=yUFk5suiWXk
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Varios de mis mejores amigos viven en Sevilla y, además, voy a menudo por allí, así que conozco a Silvio, claro, toda una institución en el privado universo sevillano, en el cual es difícil entrar si no eres de allí o llevas muchos años viviendo en la ciudad, así que tampoco es raro que muchos no lo conozcáis.
    Un personaje con una vida realmente peculiar y muy querido por sus seguidores, como ya habéis señalado más de uno, es toda una institución en Sevilla.
    Salute You!!!

    ResponderEliminar
  6. ¿Siendo del Sevilla le hace una canción al Betis? Alucinante!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La historia de la canción Betis también es interesante. El grupo de Silvio se cansó de tener que cantar por él en los conciertos porque subía borracho. Como los del grupo eran béticos Silvio compuso este tema diciéndoles seguro que aquí no protestáis por cantarla.

      Además cuentan que él cuando la cantaba no decía Betis sino "Etis"

      Eliminar
    2. jajajaja. Un crack

      Eliminar
  7. Me alegra la respuesta que ha tenido la entrada, me lo pasé muy bien escribiéndola y recordando aquella época.

    ResponderEliminar

 
Un invento de Jakesnake, Nostromo & Oloman | CONTACTO | Diseñado por Oloblogger