jueves, 12 de enero de 2017

De 9 a 5... uñas. Dolly Parton

Página Facebook Seguir desde G+ En Twitter Nuestra lista en YouTube Rss

'Por los pelos' sería un bonito juego de palabras aplicable a Dolly Parton, pero tratándose de esta canción concreta me parece más oportuno hablar de otras que también tienen queratina: las uñas
Ficha
9 to 5. Dolly Parton
Nombre: 9 to 5 (De 9 a 5)
Intérprete: Dolly Parton
Publicación: 1980
Autor: Dolly Parton
Género: Country / Pop

Bonus track:
Punk sueco. Millencolin (1999)
A capella. Home free (2015)
Referencias:
9 to 5. Songfacts
9 to 5. Wikipedia [eng]


En mi argot particular -inevitablemente contagiado a mi familia- existe el término "música de coche". Dentro de esta categoría están aquellas canciones que cuando te subes a conducir las pinchas, arrancas y ya empiezas a mover la cabeza cambiando el semblante a una expresión mucho más amigable. No sé cómo explicarlo mejor, pero es eso, música que especialmente me agrada oír cuando empiezo a rodar. Me provocan esa sensación temas de épocas y estilos tan distintas como My Sharona, Sweet home Alabama, Think, You shook me all night long, Tubthumping, Do you love me?, La Grange.. y entre otras muchas esta de hoy aunque no sea la primera de mi lista.

Dolly Parton escribió 9 to 5 para la película de 1980 de igual título y que en España es más conocida como Cómo eliminar a su jefe. Esta comedia supuso el debut como actriz de la compositora e intérprete y fue bien acompañada por Jane Fonda y Lily Tomlin para completar el trío de secretarias protagonista que fantasean con la manera de cargarse a su egoísta, sexista y mentiroso jefe (Dabney Coleman). Su horario laboral, el típico en EEUU, transcurre entre las 9 de la mañana y las 5 de la tarde y de ahí el nombre.


La canción estuvo nominada en 1981 a cuatro Grammy, ganando uno a la mejor canción y otro a la mejor vocalista, ambas en la modalidad de country. También fue nominada para un Globo de Oro e incluso un Oscar, obteniendo destacados puestos en las listas de éxitos del momento.

Casualmente, Sheena Easton publicaba también en 1980 y con similar repercusión una canción llamada de la misma manera que seguro que os sonará. En Estados Unidos y para evitar la confusión con la de Dolly Parton le cambiaron el título a Morning train, dejando lo de Nine to five como subtítulo. En este caso el horario se refería al tiempo que la mujer de la balada popera pasaba en casa esperando a que su hombre volviera del trabajo. Una mujer bastante más pasiva que las "guerreras" de la película.


Parton, hasta entonces muy encasillada en el country, logró con esta fusión su primer éxito notable fuera de su habitual estilo. Captó la atención masiva de los medios y también de un buen número de seguidores más aficionados al pop. Años más tarde muchos artistas de música country, especialmente cantantes femeninas como Faith Hill y Shania Twain, siguieron su camino y a pesar de las habituales quejas puristas lograron lo que prácticamente todo artista pretende: una mayor repercusión de sus trabajo y una mayor entrada del vil metal en sus cuentas bancarias.


La también apodada Mariposa de Hierro (Iron Butterfly) y que el próximo día 19 de enero de 2017 cumplirá 71 añazos, se permitió escribir esta canción durante el tiempo de rodaje. En una entrevista publicada en 2009, cuando la película se convirtió en un musical de Broadway, confesó de dónde obtuvo la inspiración... ¡de sus uñas!

La Parton solía llevar unas larguísimas uñas postizas acrílicas y descubrió que cuando las golpeaba entre sí podía crear un ritmo que sonaba parecido al teclear de una máquina de escribir, cosa que resultaba muy apropiada dada la temática del film. De esta manera y sin necesidad de instrumentos fue componiendo la base de la canción durante los descansos.

Dicen que en la grabación final sus uñas forman parte de la percusión, pero lo único que puedo confirmar es que el sonido de una máquina de escribir se puede oír claramente al principio de la primera y segunda mitad de la canción.


Acompañando a ese sonido también oiréis el de una especie de campanilla que para los más jóvenes, diré que no se trata de una percusión habitual. Ese sonido lo generaban las antiguas máquinas de escribir y servía para avisar a las veloces mecanógrafas (mujeres en su mayoría entonces) de que llegaba el final del lado derecho del papel, ya que sus ojos estaban en el texto a copiar y no en la máquina. Inmediatamente después de oído el tintineo había que empujar la palanca del retorno de carro para pasar tooooda la hoja de papel de nuevo al lado izquierdo, forzando un salto de línea y evitando de esa manera escribir fuera de ella.

Lo de la palanca funcionaba como la tecla Intro o Enter de hoy día y que precisamente se llamó por este su origen Carriage Return (CR o Retorno de Carro) y más tarde simplemente Return. Evidentemente con la llegada de las máquinas eléctricas y posteriormente los ordenadores, este sonido se hizo innecesario.

¡Feliz cumpleaños Dolly! (...y deja de operarte)


1 comentario

  1. Un tema que nunca desagrada escuchar.
    Saludos sintéticos.

    ResponderEliminar

 
Un invento de Jakesnake , Nostromo & Oloman | CONTACTO | Diseñado por Oloblogger