jueves, 8 de diciembre de 2016

'El secreto de la creatividad es saber cómo ocultas tus fuentes' (Einstein)

Página Facebook Seguir desde G+ En Twitter Nuestra lista en YouTube Rss

Un pequeño repaso por los plagios más famosos
Himno del Sevilla FC. Musicae Memorandum
Imagen tomada de Milenio

Utilizando la reciente polémica sobre el himno del Sevilla F.C. y el América de México, vamos a disertar un poco acerca de eso tan feo de aprovecharse del trabajo de otros para beneficio propio. Servidor no se considera un erudito en esto de la música, a las pruebas me remito, aunque sí creo que tengo buen oído, no hablo de oír sino de escuchar, y una buena memoria musical. Como no soy docto y ya llevo en MM unas cuantas publicaciones, siempre me he tenido que buscar la vida cuando mucho o poco no sabía, evidentemente se busca información a la que haces referencia (en deferencia) si la usas, copiar nunca, por lo menos conscientemente. Además, aquí no hay negocio, solo lo hacemos porque nos gusta.

Dicho esto, por aquello de que a la Ocasión la pintan calva -nombre de hermosa diosa romana a la que representaban calva por detrás para no poder cogerla por los pelos cuando había pasado-, volvemos a lo nuestro. Es asombroso la cantidad de litigios, denuncias y tejemanejes que hay en el mundo de la música, hay de todo y todo vale, desde el pago por cuatro perras de una estrella por haber copiado un éxito, hasta procesos mastodónticos y millonarios.

Mi idea inicial era buscar por fuera canciones plagiadas que todavía no han aparecido en este blog, pero mi sorpresa fue mayúscula al ver la cantidad que ya han salido dentro de él, unas veces destacando la cuestión, otras veces de soslayo. Por lo que nos quedamos en casa y vemos las más sangrantes o las que más nos han llamado la atención.


Ya sabemos la definición de plagio según la RAE, pero no es nada fácil discernir lo que es una burda copia intencionada de un parecido razonable. Muchas veces se necesita hacer un exhaustivo estudio sobre la canción sospechosa, para, por lo menos, desechar una posible casualidad y entrar en el terreno jurídico.

La linea entre una simple influencia musical y la apropiación indebida es generalmente muy delgada ¿cuántas veces nos suena un tema a otro? La mayoría de las bandas y autores, grandes y pequeños, siempre han estado fuertemente influenciados por alguien. Desgraciadamente no existe una legislación internacional clara de la cantidad exacta de compases seguidos (por ejemplo) para que se considere un plagio; en España son ocho aunque es muy ambiguo y abierto a interpretaciones (Real Decreto Legislativo 1/1996, Ley de Propiedad Intelectual), en otros países seis y en otros ni tan siquiera uno.

La música básicamente es melodía, armonía y ritmo, dos canciones se pueden parecer en una de esas cosas como por ejemplo en el ritmo, esto es frecuente dentro del mismo género, pero si ya coinciden alguno de los otros dos factores además de la interpretación vocal, si la hubiere, ya huele a chamusquina que apesta.

Normalmente hay más sutileza y picardía. Para facilitar el proceso de detección de fraudes, incluso se ha llegado a hacer uso de la tecnología, se ha desarrollado algún software para analizar piezas musicales mostrando diferencias y similitudes. En España esos programas seguramente no valdrían por ser una ley tan objetiva y confusa, más preocupada del aspecto económico que de proteger la creatividad.

♫ ♫ ♫ ♫ ♫ ♫ ♫ ♫ ♫
Opinad vosotros mismos


Empezamos muy fuerte, con la considerada mejor canción de Rock de todos los tiempos, Stairway to heaven (1971), una gran similitud en la intro con Taurus (1968) de Spirit.
Casualmente este Mayo pasado, un jurado de Los Angeles dictaminó a favor de los Zeppelin, considerando que NO son un plagio los acordes iniciales, por no haber una similitud sustancial entre ellos. Page y Plant han alegado siempre que estos son muy comunes, aún reconociendo el haber escuchado la canción antes. ¿Curioso, no?


Seguimos fuerte, La chica de ayer (1980), todo un himno de la Movida, tiene un gran parecido con La caza del bisonte (1976) del italo-argentino Piero De Benedictis, de la que mi superoído me dice que tiene ciertas similitudes (2:05) con Años 80 (2001) de los Piratas, ahí lo dejo.
En el 2009, Vicente Fabuel soltó la bomba enviando un mp3 a la revista musical Efe Eme. La mayoría de los críticos apuntan que sería poco probable que Antonio Vega la hubiese escuchado (se publicó en España en 1980), opinan de un "parecido razonable" a pesar de que las estructuras armónica y melódica son iguales. Curiosamente Teddy Bautista, expresidente de la SGAE, fue productor y autor de los arreglos musicales de La chica de ayer.


Anteriormente el litigio de Surfin' USA (1963) fue muy bien explicado en MM, pero no podía faltar en esta lista.
Para listo Brian Wilson que copió la melodía de Sweet Little Sixteen (1958) de Chuck Berry. Cuando Chuck reclamó, Murry Wilson, padre de los tres Wilson y representante de los Beach Boys, le cedió todos los derechos de autor, ¡hasta los de la letra! lo que mosqueó bastante en aquel momento al hijo. Ambos aparecen a partir de 1966 como coautores del tema y tan amigos.


Bernard Besman, dueño de una tienda de discos en Detroit a la que un día entró a tocar John Lee Hooker, tenía todos los derechos sobre Boogie Chillen (1948). En 1992 demandó a ZZ Top por plagio por La Grange (1973), su éxito más notorio.
Un juez resolvió que la canción era de dominio público, por lo que no se podía considerar plagio. El lío que se montó llegó hasta el Congreso de EE.UU. reformando su legislación de 1909 sobre el dominio público de las composiciones musicales. Viéndolas venir, los ZZ Top llegaron a un acuerdo extrajudicial con Besman por una cantidad económica. Gibbons siempre ha reconocido que su famoso riff estaba inspirado en el de Hooker.


Corría 1962 cuando las chicas de The Chiffons grababan He´s So Fine, ocho años después George Harrison con su flamante carrera en solitario lanzaría su extraordinaria My Sweet Lord.
La demanda le vino de la propietaria del copyright, Bright Tunes Music Corp, en 1971. Tras años de polémicas, Harrison admitió que habiéndola escuchado, subconscientemente podía haber copiado la canción, creando el término de plagio inconsciente. Finalmente fue culpado y multado.


All day and all of the night (1964) fue mancillada de distinta manera que las anteriores, Jim Morrison plagió cantando el riff de guitarra de los hermanos Davies.
Hello I Love You de The Doors coincidía plenamente con la melodía de los Kinks, por lo que estos los llevaron a los tribunales. En el primer momento, Ray Davies solo buscaba que los Doors reconocieran que les habían copiado, pero la cosa se complicó. Morrison y compañía alegaron que se habían inspirado en Sunshine of your love de los Cream, pero los tribunales ingleses les condenaron a pagar los royalties a los Kinks de por vida, aunque solo en el Reino Unido.

♫ ♫ ♫ ♫ ♫ ♫ ♫ ♫ ♫

Basta ya por hoy, hay muchos más plagios de quien ni os podéis imaginar, si gusta amenazo con volver.


Nada más, saludos y recordad de bajar el volumen al salir

6 comentarios

  1. Muchas canciones surgen de un plagio más o menos evidente de otra. Pero casi nunca se descubre. Aunque hay aplicaciones desde hace tiempo que los detectan, como bien habéis reflejado. El plagio puede ser un simple acorde o algo más extenso. Seguro que hay muchos más en los que no hemos caído, pero las referencias que habéis encontrado son muy ilustrativas. Hay artistas que utilizan las denuncias con fines promocionales y otros que simplemente pasan, seguramente porque lo consideran algo extensivo y más o menos normal. Un saludo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto. ¡Y lo que no sepamos JL y lo que no sepamos! (en general).
      Por cierto, hoy precisamente he estado por El Rincón, pronto te haré referencias.
      Saludos JL

      Eliminar
  2. Te lo has currao.... ¡Ooootra! ¡Oooootra! ¡Ooootra! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado, qué bien quedan los vídeos así en línea para estas cosas ;)

      Eliminar
  3. Hola Nostromo.

    ¡Pero claro que hay que volver! El tema de los homenajes y las copias es más que entretenido para nosotros, que seguimos el blog; y la lista de plagios (lo habrás notado al investigar para el artículo) es enorme y está llena de anécdotas curiosas.
    Una de las que más recuerdo —que ya mismo menciono en el comentario porque no pertenece al ámbito del pop, el rock, el blues, y es improbable que la publiques— es sobre el juicio que iniciaron los herederos de John Cage al compositor Mike Batt por haber plagiado un minuto de la pieza «4'33"». Esta obra de Cage tiene cuatro minutos y treinta y tres segundos de silencio, y Batt le copió uno. Aunque los peritos no pudieron establecer cuál. ;-)

    Estoy tentado de sugerirte como media docena para tu segunda parte del artículo (porque va a haber segunda ¿no?) pero aprovecho mejor a preguntar sobre un plagio que tiene una historia rara, y que recién ahora aparece en estas listas, porque durante años quise encontrar buena información y en la web sólo publicaban opiniones y/o enlaces para comparar.
    Es la de Michael Jackson "inspirándose" para «Thriller» en el tema «Exorcismo», de un personaje muy friky conocido como Luixy Toledo. ¿Sabés si al final se lo reconocieron?

    Un abrazo y —otra vez— los felicito por el blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Vaya patata caliente que me pasas, Furoya!
      Claro que es curioso y hay muchos, lo complicado es discernir si está justificado o es un bulo que por interés alguien lanza por las redes sociales y se extiende a velocidad luz.
      Lo de John Cage, precisamente lo sacamos el otro día en Facebook, no lo sabía, no me puedo creer que se líe un pleito por plagio de una composición que no tiene una sola nota y de un minuto, ¿de cuál? ya roza lo ridículo. Me inclino más por pensar de una campaña publicitaria.
      En cuanto a Triller, si lo vi en su momento por Tv, pero no sé de nada definitivo. Parece ser que el juicio terminó con un "parecido razonable", supongo que Luixy Toledo "EL Fiera" habrá apelado pues no parece hombre digamos... conformista.
      Dice, y afirma poder demostrarlo, que registró la canción en 1974, la semejanza es evidente en acordes y efectos.
      Pero no sé que pensarás tú, y quien nos esté leyendo, de la sensatez de un señor que manifestó en ciertos programas haber estado o vivido en Marte o algo parecido. ¿Contactó y mandó canciones a Michael cuando tenía 11 años? El autor de Triller es Rod Temperton no Jackson.
      Su web es toda una lobotomía. Fama y dinero le habrá dado el asunto.
      En fin, la presunción de inocencia es un derecho mientras no se demuestre lo contrario, tanto por un lado como por el otro.
      Me has picado Furoya, lo cual te agradezco. Y las dos historias no son banales, son curiosas e interesantes, ya veremos para otra reseña. Cuéntame si te enteras de algo, seguimos en contacto.
      Saludos y gracias

      Eliminar

 
Un invento de Jakesnake , Nostromo & Oloman | CONTACTO | Diseñado por Oloblogger