miércoles, 9 de noviembre de 2016

Y 50 años después hacerse el americano se puso otra vez de moda

Página Facebook Seguir desde G+ En Twitter Nuestra lista en YouTube Rss

Buceando en la historia volvemos a encontrar -una vez más- un éxito moderno basado en una composición muy muy antigua: Tu vuò fà l'americano vs. We no speak americano
Ficha
Tu vuò fà l'americano. Renato Carosone
Nombre: Tu vuò fà l'americano (Quieres hacerte el americano)
Intérprete: Renato Carosone
Publicación: 1956
Autor: Renato Carosone y Nicola Salerno
Género: Jazz / Boogie-woogie / Swing

Bonus track:
En Capri. Sofia Loren (1960, italiano)
L'americano. Akhenaton (1995, francés)
En El talento de Mr. Ripley. Rosario Fiorello (1999, italiano)
You wanna be americano. Lou Bega (2005, inglés)
Vendetta. Vendetta (2009, español)
We no speak americano. Yolanda be cool (2010, inglés)
Bon, bon. Pitbull (2010, spanglish)
Referencias:
Tu vuò fà l'americano. Wikipedia
We no speak americano. Wikipedia
Yolanda be cool. Wikipedia [eng]


Hace poco más de un lustro el We no speak americano de los australianos Yolanda be cool  sonaba en las emisoras de radio de casi todo el planeta. Europa, Estados Unidos, Latinoamérica y Australia se rindieron a sus encantos pero sobre todo a su machacón ritmo dance y a ese estribillo que decía algo así como "♪♬pa panamericano♫♪". Sobrepasó los 5 millones de copias vendidas y un par de cientos de millones de visitas en YouTube, recolectando un buen puñado de oros y platinos.

Fue incluso la primera canción en italiano en convertirse en top 1 en Reino Unido, aunque previamente ya hubo otra en lengua no inglesa en hacerlo. Esa otra fue la denostada Aserejé de Las ketchup, escrita en un idioma que no me atrevo a declarar por temor a meter la pata.




Un espabilado Marco Calliari lanzó su propia versión en el Reino de Shakespeare cuando ya existía demanda del disco, pero antes de que en ese país se publicara la versión de Yolanda be cool, razón por lo que en las listas de éxitos de ese país coincidieron dos versiones simultáneamente.



Sin embargo no es esta una creación totalmente original, pues tanto la base musical como parte de la letra (si es que se puede llamar así), tiene una autoría fechada medio siglo antes.

Corría 1955 y un director musical pidió a Nicola Salerno (Nisa) que colaborara con Renato Carosone para participar en un concurso de radio. Entre tres letras propuestas la de Tu vuò fà l'americano fue la que convenció más al pianista, que apenas en un cuarto de hora compuso la música. Fue el inicio de una provechosa relación.

La lírica estuvo inspirada en una corriente pro-americana que surgió tras la segunda guerra mundial principalmente en el sur de Italia y que hizo que muchos jóvenes dejaran gran parte de sus costumbres rurales adoptando los más tópicos usos yanquis del momento. Los jeans, el rock'n roll, el whisky, el beísbol e incluso el tabaco Camel eran lo más in y convertían a sus usuarios en los más modernos del lugar. La letra de la canción refleja esta moda en tono crítico y de ahí el título de "Quieres hacerte el americano" y los comentarios sarcásticos al final de casi todos los párrafos (vg.: "...pero el dinero para los Camel ¿quién te lo da? ¡El bolsito de mamá!")


Además de las múltiples versiones a lo largo del tiempo, algunas enlazadas en la cabecera de esta entrada, la canción ha tenido también un especial atractivo para bandas sonoras de conocidos largometrajes:



Por cierto que la versión de Pitbull, que como diría nostromo ¡a los leones!, me ha recordado por las chicas a aquellos otros vídeos Robert Palmer de los que ya hablamos en otra ocasión. Salvando las distancias claro.

3 comentarios

  1. Graciosísimo el vídeo de Carosone. Destila humor por los cuatro costados. Parecen un grupo de amigotes cuando se juntan para pasárselo en grande, y eso se nota. Impagable el detalle del baterista sacándole al chicle sonidos de contrabajo (aunque sea supuestamente). Curiosísimo el solo que se marca uno con la ocarina, y el compañero tocando dos saxos a la vez. Espectacular el baile que improvisa el de la bandurria, y muy simpática la escena del final, cuando le "toca las narices" al cachondo de la batería.

    Merece la pena volver a verlo, al menos, una segunda vez para recrearse en los detalles.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy observador. Según vi la película es una comedia, así que eso explica los muchos gags de la escena.

      Saludos Carlos

      Eliminar
    2. Pues, mira tú por donde, no se me había ocurrido pensar que fuese una escena de película; me imaginaba más bien un programa o una actuación televisiva. En cualquier caso, lo cierto es que los italianos tradicionalmente han tenido una acusada vena humorística, la cual se trasluce muy bien en esta secuencia.

      Eliminar

 
Un invento de Jakesnake , Nostromo & Oloman | CONTACTO | Diseñado por Oloblogger