jueves, 25 de febrero de 2016

Una transición del antiguo mundo al moderno. La Estatua del Jardín Botánico

Página Facebook Seguir desde G+ En Twitter Nuestra lista en YouTube Rss

Esta canción mantuvo a flote a Radio Futura en aquel embravecido mar artístico y creativo de los ochenta. Una colaboración de Addison de Witt
Ficha
La estatua del Jardín Botánico. Radio Futura
Nombre: La estatua del Jardín Botánico
Intérprete: Radio Futura
Publicación: 1980
Autor: Santiago Auserón
Género: Pop

Bonus track:
Sole Giménez Versión
En La edad de Oro
Actuación en Tv 1989
Referencias:
La huella sonora


Hace más de 30 años, cuando mi adolescencia tomaba al asalto a mi niñez, y traía consigo las dudas, los cambios y los problemas, la televisión repetía una y otra vez el vídeo clip de La Estatua del Jardín Botánico de Radio Futura.

Aquel fue el primer videoclip que se hizo en España, cosa que en modo alguno es cierta, ya que aunque con otra denominación ya se habían grabado multitud de vídeos con finalidades promocionales en España durante los años setenta por productores televisivos como Valerio Lazarov para los diferentes grupos y solistas de aquella época, pero sí fue el primer clip de la nueva generación de grabaciones videográficas denominadas de tal forma, y con los fines promocionales entendidos para la retransmisión del mismo fuera de un programa determinado, tal y como fueron distribuidos en los ochenta.

No era 1982 un año de gracia para la banda madrileña, recién reestructurada la formación, con la salida de la misma de Herminio Molero, con serios problemas con Hispavox, que dada la rebeldía del grupo mantenía a Radio Futura sin grabar ningún tema nuevo desde hacía dos años, La Estatua del Jardín Botánico fue un single que nacía sin demasiadas esperanzas de éxito. Compuesto por Santiago Auserón tras la lectura de la Monodología de Gottfried Leibniz, su sugerente texto ha dado lugar a innumerables interpretaciones, tales como una transición del antiguo mundo representado en el jardín botánico al nuevo identificado con el robot, que observa como se marchita ese jardín, es decir, ese viejo mundo y sus costumbres.
En cualquier caso, la canción mantuvo al grupo a flote en aquel embravecido mar artístico y creativo de los ochenta, antes incluso de que la llamada movida agitase el país con oleadas de canciones y colores, personajes e imágenes de forma mediática y despótica.

Yo, luchando contra la placidez desidiosa y dada por entendida de la niñez, para sumergirme en las contaminadas aguas de la adolescencia, plantando cara a un futuro dibujado con las acuarelas resultantes de la mezcla de color y veneno, obsevaba aquella canción como una rara avis dentro del panorama dominado por los sintetizadores y los pegamoides, los ataques rockeros de Miguel Ríos, quien ya era saludado como un viejo rockero, y los ecos del pop británico de unos años atrás, cuando todo, hasta el color, eran en blanco y negro en España.

Radio Futura. Musicae Memorandum

Tardó en ganarme aquella canción, tardó mi cerebro en aceptarla, y tardó, más aún, mi corazón en dar a La Estatua del Jardín Botánico un rinconcito para que hiciese allí tema de gran reserva en mi bodega de grandes canciones...lo consiguió años más tarde, cuando los sintetizadores dejaron de sonarme bien, la lengua inglesa había encontrado hueco en los circuitos de mi sensibilidad y entre una y otra habían dejado la puerta abierta a los grupos anglosajones, empezando por The Beatles y aún en procesión tras estos, miles de artistas treintaypico años después, cuando las guitarras inyectaron su veneno en mi, desafiando lacrimales y epidermis a la acción de la emoción que siempre gana, rendí la fortaleza cuando finalmente me rendí a La Ley, De un País en Llamas y La Canción de Juan Perro, cuando en el Directo de Radio Futura terminaban el concierto con La Estatua del Jardín Botánico, ausente de ningún otro disco del grupo, cuando la voz de Santiago Auserón la esgrimía como despedida, vencedora final de un cancionero que es uno de los más sagrados que formación española alguna haya conseguido sembrar.
Cuando recordé el vídeo, aquel que decían que era el primero que se hacía en España, aquel que emitían en mi hoy irrecuperable y siempre añorada niñez en pleno proceso de rendición, entonces entendí como ahora entiendo que La Estatua del Jardín Botánico nació como una gran canción, pero como yo, una canción niña, y en paralelo a mí ha ido creciendo, madurando y convirtiéndose en el tema grandioso e histórico que hoy es, yo me he quedado en situación mucho más humilde, pero desde mi madurez observo el vídeo y descubro que el tiempo ha pasado para mí, pero no para la canción, no para el clip, no para La Estatua del Jardín Botánico que sigue tan moderna como entonces, cuando emitían en televisión el vídeo que observaba con el bocadillo de chocolate entre las manos y los ojos fijos a la tele...en los ochenta.

Deseo agradecer un año más a  Oloman, a Jakesnake y a Nostromo, la deferencia de acordarse de mí para celebrar un nuevo cumpleaños de este imprescindible blog, gracias y a seguir musicalizando el mundo.



5 comentarios

  1. Cómo una estatua me he quedado, de piedra. A medida que iba leyendo, me he ido identificando plenamente con tus sensaciones. A mí, como a mucha gente, tampoco me llenó al principio, para después tenerla como una de las mejores canciones de este país, adelantada a su tiempo.
    Aunque yo sí la incluiría en la Movida (uno de sus himnos), en sus principios y no me refiero solo a lo temporal. Ya sabes lo que dicen algunos expertos; que "aquello" surgió, en ese mismo año, en la Escuela de Caminos con lo de Canito.
    Sin olvidarnos de una cara B tan ochentera, Rompeolas, igual de experimental como todo lo que hicieron. Siempre he pensado que les sobró la última etapa, repetitivos y algo acomodados, quizás por problemas existenciales.
    Muy buen rato escuchando y hablando de "aquello".
    Saludos cordiales Addison.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ando muy justo de tiempo y aunque paso a menudo por aquí, hoy voy a comentar, para agradecerte el comentario y también la deferencia conmigo año tras año, prometo para el 2017 engancharme al concurso desconcierto si se vuelve a celebrar.
      Un tema mítico que además ha coincidido con la semana que he dedicado a Radio Futura en mi blog, al pelo.
      Un fuerte abrazo y seguimos por aquí, me alegra que te haya gustado Nostromo.

      Eliminar
  2. Magnífica la canción y sobresaliente el texto del gran Addison. Salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Johnny, estamos con Radio Futuritis últimamente, desde hace treintaypico años jajaja
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Totalmente de acuerdo con Johnny, magnífica la canción y extraordinario el texto.

    Y como buen veterano que eres en colaborar en nuestro sitio, gracias por aceptar de nuevo nuestra invitación y hacerlo de manera tan brillante.

    ResponderEliminar

 
Un invento de Jakesnake , Nostromo & Oloman | CONTACTO | Diseñado por Oloblogger