jueves, 31 de diciembre de 2015

Especial fin de año 2015 de Musicae Memorandum

Página Facebook Seguir desde G+ En Twitter Nuestra lista en YouTube Rss

El de hoy es un flagrante ejercicio de egocentrismo. Pero es que 2015 fue tan increíble para nosotros que nos negamos a obviarlo
Montaje cortesía de nuestra querida Chary Cirujano

Por fin, o quizás por desgracia, estamos en el último día del año, otro que se nos va. No sé a vosotros, pero a mi se me ha pasado volando. Cada día estoy más convencido que existe una relación directamente proporcional entre el número de velas que le ponen a uno en la tarta y el aumento de la velocidad con la que uno percibe este intervalo de tiempo en el que las velas se incrementan implacable y despiadadamente. Y lo dice un tio con treintaytantos, no quiero ni pensar cuando tenga cincuenta...

Casi de manera obligatoria, cuando se acercan los últimos días del año, todos tendemos a realizar un ejercicio de síntesis respecto a lo acaecido durante el año en cuestión. Y cuando digo todos, no solo me refiero a personas, sino a todo tipo actividad, medio o empresa. ¿O es que nunca has visto ese especial de noticias más destacadas? ¿Acaso no nos bombardean los medios digitales con las mejores instantáneas de los últimos 365 días? Incluso los mejores goles, filmes, videojuegos o smartphones. Hasta nuestro querido Facebook se toma la molestía de hacer una automática bonita recopilación de fotos de nuestros últimos doce meses, todo un detallazo.

El asunto bloguero no podía ser menos, y en estas fechas nuestros amigos no han parado de publicar una buena cantidad de listas sobre los mejores discos del año, tanto a nivel nacional como internacional. Incluso también sobre los mejores directos .

Sin embargo nosotros, que somos muy egocentristas, vamos a tratar de resumir lo acontecido en este 2015 en MUSICAE MEMORANDUM, que no ha sido poco:


De nuevo le tocó a un servidor abrir la veda en este año, y como no podía ser de otra manera lo hice con una canción muy especial para mí; si el año anterior fue mi canción favorita la que inauguró la nómina, en este que ya acaba mi canción más importante fue la primera protagonista.

Antes de abandonar Enero nos embarcamos en una empresa que nunca antes habíamos desarrollado, y que sinceramente jamás nos habíamos ni tan siquiera planteado, realizar una entrevista a una banda, los cartageneros The Stuffs. He de decir que la experiencia no pudo ser mejor, es muy grato comprobar que alguien se toma la molestia de responder todas las cuestiones que un tipo que se dedica a esto de manera amateur y al que ni conocen le plantea, especialmente si lo hacen con el cariño y sinceridad con la que lo hicieron Carlota, Alejandro, Lorena y Victor.

Nos sorprendió y entristeció enormemente la noticia de su separación a principios de Noviembre (especialmente a Oloman, un fijo en muchas de sus actuaciones), ya que como os podréis imaginar, le habíamos cogido bastante cariño a este cuarteto de chic@s adolescentes con influencias tan sorprendentemente clásicas y teníamos verdadera fe en sus posibilidades, incluso a sabiendas de lo complicado que es este mundillo.

Pero como aquí nos gusta ser positivos, estamos seguros que los cuatro conseguirán lo que se propongan en sus proyectos individuales; y como no hay mal que por bien no venga, gracias a esta historia pudimos conocer a Bantastic Fand, el grupo de Nacho Para (el gran valedor de los chicos), cuyo primer LP me tiene encandilado. No soy el único (1) (2) (3) (4)


Y tras Enero, llegó Febrero, o sea, el mes de nuestro 2º aniversario. Para abrir boca publicamos todo un reportaje fotográfico con las camisetas que habíamos repartido en el sorteo a propósito de nuestra primera onomástica. Sinceramente Nostromo y yo no albergábamos grandes esperanzas acerca de este segundo, teníamos ciertas reservas sobre la participación de colaboradores. Sin embargo la respuesta de nuestros amigos superaron las más optimistas predicciones de Oloman, el obstinado emprendedor de estos proyectos, a quien, aunque me joda, tengo que darle la razón.
Las 18 colaboraciones, Segun2 -el original concurso creado y desarrollado por mis dos compis con regalo de sendos iPods a los ganadores- y el fin de fiestas y agradecimientos pertinente, compusieron el grueso de festejos de nuestra particular celebración.

Cuando aún no nos habíamos recuperado de la resaca del aniversario, justo antes de que terminara Marzo, recibíamos la noticia de que MM había sido seleccionado como finalista en la novena edición de los Premios 20Blogs (menos mal que nos avisaron por mail, si no ni nos enteramos). Tras un gran esfuerzo, y ya en Abril, los tres pudimos cuadrar nuestras respectivas obligaciones laborales y así poder escaparnos a Madrid, Nostromo y yo teníamos muchas ganas de vivir esta exclusiva experiencia bloggera, Oloman ya es experto en estas lides...

Lo que no contemplábamos ninguno de los tres (bueno, Nostromo mantenía la llama encendida) era ser finalmente designados como ganadores en la categoría de música. Tal fue la sorpresa que, cuando el televisivo Frank Blanco pronunció el nombre de nuestro blog, el móvil que grababa el momento voló hacia un destino indeterminado; ¿o quizás fue el Tomaaaaaaaa!!! de Nostromo el causante del accidente?


Casualmente, comentaba tan sólo unos días atrás con nuestro amigo Abacab la relativa importancia que otorgamos a los premios, aunque mentiría si afirmase que no fue una experiencia muy bonita; inolvidables aquellas 24 horas.


Tras tan intenso comienzo de año, no había más remedio que tranquilizarse un poquito, el potente ritmo inicial estaba haciendo mella. Pero, no quisimos relajarnos en demasía, por lo que, además de las reseñas de canciones habituales, a lo largo de todo el año, cada uno se embarcó en sus artículos especiales particulares.

Oloman, el más original y resuelto, se decantó por los Musiratos, unas publicaciones súper singulares que lo mismo tratan sobre la chocante traducción de los nombres de los grupos anglosajones al español o sobre los nombres de canciones más repetidos, que igual nos habla sobre los temas más versionados, anécdotas varias, o errores que difícilmente se perdonarán aquellos que los cometieron. Nadie podrá negar que son muy originales.

Por su parte Nostromo se desató con especiales de diversa temática: Comenzó con La Movida de Vigo, le pegó un repasito a la música Dance de finales de los 70, y a la del año 90 también. Insistió con la 3ª parte de su particular periplo por el Blues, nos ofreció un aperitivo de los conciertos de la gira de AC/DC por España y compartió con nosotros sus impresiones de la actuación de Jimmy Cliff en Cartagena. Pero eso no es todo, además se curró un estupendo artículo sobre su querido James Bond y mostró su lado más irreverente con su habitual reseña navideña de villancicos.

JakeSnake, o sea, el que suscribe, saldó una cuenta particular con su homenaje al sonido MaxiPop, realizó sendas crónicas sobre su experiencia religiosa junto a Morrissey en el SOS 48 de Murcia y sobre todo lo vivido en Barcelona en el Rock Fest, donde disfrutó de bandas como Scorpions, Twisted Sister, Helloween o Judas Priest. Y aunque no pudiera asistir a los conciertos que Spandau Ballet ofreció en nuestro país, no se resistió a referenciarlos. Y desde luego no podemos olvidarnos de sus dos salidas de armario, las Cantaditas y las Boy Bands.


Caramba, con tanto especial pareciera que no hemos hecho ninguna reseña habitual sobre canciones en concreto, que al fin y al cabo es de lo que se trata. Pues nada más lejos de realidad, fueron muchas, casi más de las que pudimos asumir por nuestras obligaciones personales, menos mal que siempre podemos contar con Nostromo...
Soy consciente que destacar unas pocas es un tanto injusto, pero bueno, voy a intentarlo. Oloman nos propuso no olvidarnos de la catástrofe de Hiroshima con Enola Gay, evocó clásicos inmortales tales como My Girl o Blue Velvet, le puso un punto erótico al asunto con Sabor de amor e hizo referencia a Regreso al Futuro ante la posibilidad de que Marty McFly volviera al presente.

Nostromo demostró su fervor Dylaniano con Mr. Tambourine Man y Beatlemaniaco con aquel famoso concierto en la azotea, si bien afirmó más tarde que no sólo de Beatles vive el hombre, que se lo digan a The Shadows. Además nos justificó la relación entre Fiesta Pagana y Honderos Baleares, e incluso revivió años escolares con Asfalto y universitarios con Hilario Camacho.
Pero si hubo una entrada que los tres siempre recordaremos, esa fue sin duda La Lola de Café Quijano, el trío castellano leonés que tantos quebraderos de cabeza nos produjo y tantas disculpas nos hizo repetir. Reconocemos que fue penalti, pero quizá sobraron las tres volteretas antes de caer al césped.

JakeSnake se permitió la licencia de repetir una banda ya publicada por él mismo anteriormente, y es que Fleetwood Mac y Everywhere bien valen la infracción. También quiso honrar al Rock Nacional mediante Rata Blanca (homenaje completado posteriormente por Nostromo a través de Soda Stereo), fue capaz de superar el respeto que le imponía reseñar el OK Computer de Radiohead y se paseó por el lado más comercial de Mike Oldfield.


Terminando ya esta suerte de resumen, compruebo no sin cierta sorpresa, que el año ha dado mucho más de sí de lo que creía cuando comencé a confeccionarlo, por ello espero que sepáis disculpar el inacabable texto al que os he sometido. En definitiva, creo sinceramente que fue un buen año, excelente incluso. Esperamos que en este 2016 que recién comienza podamos seguir contando con vuestra presencia y participación en el blog y en las redes sociales. No dudéis ni por un solo instante que nuestra mayor satisfacción es que paséis un buen rato cuando tengáis a bien pasaros por nuestro pequeño y humilde espacio de la blogosfera, el cual, también es el vuestro. Faltaría más.

FELIZ 2016!!!

11 comentarios

  1. Que el año que viene sea tan bueno para el blog como éste.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Eduardo, nosotros también te deseamos lo mejor.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Como uno ya está mayor y las nocheviejas las pasa en casa, mira por donde os voy a dedicar el primer comentario de este 2016 que acabamos de estrenar.

    Aunque suelo comentar más bien poco, sabéis que os suelo leer. Y por aquí me seguiré pasando, no sólo por las nuevas entradas, sino también por bastantes que me quedan pendientes de disfrutar.

    Que no os libraréis de mí fácilmente, vamos, ¡jajajaja!

    ¡Feliz año nuevo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos conscientes José... al menos yo ;) Feliz año

      Eliminar
  3. Excelente crónica. Que la buena música siempre nos acompañe, es cierto que ya nos vamos haciendo mayores, pero somos como el buen vino. Brindo por vosotros, amigos¡
    FELIZ AÑO NUEVO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y nosotros por tí Félix.
      Guarda este comentario porque... este es tu año ;)

      Eliminar
  4. Dicen que a la tercera va la vencida, así que guardo este comentario en el cofre de los deseos ;) De no ser así, a la próxima les hago un "Woody Allen", jaja. Gracias

    ResponderEliminar
  5. Un inciso. La formula matemática a lo que dices, es el número de velas multiplicado por la monotonía/rutina elevada al cuadrado y dividido por los hechos puntuales que te sacan de ella.
    Os deseo paz, alegría y felicidad ¡¡Feliz 2016!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces tiene fácil solución: Rebajamos la monotonía/rutina (el número de las velas es intocable) y aumentamos los momentos de felicidad. Es muy fácil!!!

      Eliminar
  6. Con un poco de retraso feliz año, amigos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu nunca llegas con retraso Jhonny.

      Feliz año para tí también.

      Eliminar

 
Un invento de Jakesnake , Nostromo & Oloman | CONTACTO | Diseñado por Oloblogger