jueves, 27 de agosto de 2015

Desde Jackson 5 hasta 1 Direction: El ciclo vital de las Boy Bands

Página Facebook Seguir desde G+ En Twitter Nuestra lista en YouTube Rss

De como surgen, se desarrollan, mueren y vuelven a resucitar las Boy Bands, todo un fenómeno teen
Boys Bands
Las Boys Bands más famosas


Lo se. La de hoy es una entrada bastante atípica atendiendo a los estilos y gustos habituales de los tres autores de esta bitácora y de todos los que normalmente no seguís. Imagino que alguno de vosotros os habréis sorprendido -es posible que alguno incluso se haya echado las manos a la cabeza-al conocer la temática protagonista del artículo de hogaño.

Pues precisamente por ello, en un intento de acercarnos a la mayoría de estilos posibles, hoy voy a dirigir mi pluma -las teclas más bien- a las Boy Bands, esa suerte de grupos formado por varios jóvenes guaperas que un avispado productor, más preocupado por el dinero que por las inquietudes y aspiraciones artísticas de los muchachos seleccionados, se encargó de unir tras superar todos ellos un duro casting. Lo de duro no es de broma, no todos podemos ser guapos, cantar medianamente bien y bailar más o menos sincronizadamente junto a 3 o 4 completos desconocidos xD


Se considera a los Jacksons 5 como la primera Boy Band de la historia. Pero eso es el Paleolítico comparado a lo que se nos avecinaba a finales de los 80 y toda la década de los 90, algo así como la Edad Media en esta particular cronología, sin duda la época más exitosa y de mayor alcance en esta singular disciplina, la cual ha sobrevivido hasta nuestros días, y cuyo mayor exponente en la actualidad son los One Direction.

Y es que es precisamente por estos chavalotes por lo que hoy hablamos de este fenómeno teen, ya que acaban de anunciar su separación temporal para emprender proyectos por separado. Toda una tragedia para sus millones de groupies, os podéis imaginar.
Pero no os preocupéis en demasía desconsoladas chicas, no malgastéis vuestras lágrimas, que volverán. Al menos estos han tenido la precaución de decir que la separación va a ser temporal. Nada nuevo en el horizonte, todos vuelven. Antes o después, supongo que en función de los ingresos que les resten en sus respectivas cuentas corrientes. Ya se sabe, lo que el Dios dinero ha unido...

Y es que la vida de estas formaciones repite sistemáticamente el mismo ciclo. Primero un sagaz productor -Lou Pearlman por lo general- atisba un hueco en el mercado que rápidamente se apresura a llenar. Para ello, como hemos dicho, realiza un severo proceso de selección en el que 3, 4 o 5 (lo más normal) miembros son electos en base a sus aptitudes físicas artísticas, las cuales deben ser compatibles entre ellos, me explico:
Cada cual debe responder a un estereotipo bien definido para intentar abarcar el máximo número de perversos gustos femeninos posible. De este modo puedo afirmar sin temor a equivocarme demasiado que en la gran mayoría de estas formaciones siempre hay un rubito con rasgos aniñados, un chulito malote para las más atrevidas, un moreno que bien podría desfilar sin desentonar lo más mínimo por la París Fashion Week, un secundario con permanente actitud interesante (o sea, ceño fruncido y cara de dolor de estómago crónico) y un último más excéntrico, cuya intrínseca desemejanza o disparidad puede ir desde ser negro o poseer rasgos asiáticos hasta vestir de manera muy llamativa, llevar pendiente, barba o rastas.
Una vez realizada la selección llega de manera casi automática un inmenso éxito comercial gracias a la publicación de unos pocos singles escritos por otros, rara vez aparecen los chicos en los créditos de composición. Tampoco suelen tocan los instrumentos, de ambas labores ya se ha encargado la discográfica de turno.
Tras algunos años en los que sus discos se venden como churros y sus caras forran la mayoría de carpetas de instituto, llega la inevitable separación para que todos y cada uno de los miembros comience con sus proyectos personales. En este punto, lo cierto es que, en realidad, es el miembro que tiene más talento el que decide abandonar la nave, naufragando tras de sí toda la tripulación. No es de extrañar por tanto que sean estos los únicos que gocen de cierta notoriedad posterior. Léase Justin Timberlake en los ´N Sync, Robbie Williams en los Take That, Ronan Keating en los Westlife o hasta Michael Jackson en los Jackson 5. Sin olvidarnos de Beyoncé en las Destiny´s Child o Geri Halliwell en las Spice Girls, que también existieron las Girls Bands!

Y he aquí el consuelo para las afligidas seguidoras de One Direction, los restantes miembros, tras fracasar individualmente, suelen volver a reunirse evitando de este modo las verbenas de pueblo. Eso sí, sin contar en sus filas con el miembro estrella, ese cuyo renombre y personalidad ha alcanzado una dimensión espacial, volver sería manchar su reputación.




Y ahora la gran sorpresa de la tarde: A MI ME GUSTAN ALGUNAS DE SUS CANCIONES!!!! Sí, a un tío como yo, que musicalmente ama a Led Zeppelin sobre todas las cosas, que profesa la religión Smithiana y que siente más apego por Steve Harris, Mike Portnoy o Stevie Nicks que por algunos de sus amigos de la vida real, le gustan algunos de estos temas (Dios me salve...)
Quiero pensar que es debido a que desde que era niño hasta que adquirí uso de razón (algo que aun no he conseguido por completo, hoy ha quedado más que demostrado) siempre, de un modo más o menos directo a la par que inevitable, me han acompañado. Aquellos que ronden los 35 me entenderán perfectamente. Aquí tres ejemplos que lo demuestran:

Step by step - New kids on the blocks


Yo tenía 11 años, era la fiesta de fin de curso de 5ª de EGB (esto a algunos jovenzuelos le sonará a chino), y por primera vez en mi vida, habiendo aparecido esta canción en los bailes que realizaban las chicas, le pedí salir a una de ellas con toda la clase atenta a aquel ritual tan inocente como entrañable que culminaba con ese "¿Quieres salir conmigo?". Entenderéis entonces, incluso podréis disculpar, que aun se me erice la piel cuando la escuche. Por cierto, dijo que sí.


Fueron los pioneros de lo que hoy conocemos como Boy Band, disfrutando de un éxito mundial que propició que vendieran más de 80 millones discos gracias a canciones como Please don´t go girl, I´ll be loving you (forever) o Tonight. Tal fue su suceso en aquel año ´90 que su club de fans recibían más de 30000 cartas al día, y cientos de productos, que van desde las loncheras hasta fundas de almohada, se comercializaron con su nombre. Hasta les hicieron una serie de dibujos animados.

Back for good - Take That


Año ´95, 1º de BUP (otro palabro para los imberbes). Nuevas sensaciones, adolescencia en pura efervescencia a pesar del frío y de los jerseys de cuello vuelto. Yo, que presumía de escuchar a Bon Jovi, Europe y hasta Metallica -era verdad- oía en casa esta canción de manera demente, hasta el punto que la grabé unas 15 veces seguidas en una cinta para no tener que rebobinarla. Una obsesión que se tornó repentinamente hermosa cuando una compañera de clase vino entusiasmada a mi pupitre una fría mañana a enseñarme la letra de esta canción ignorando completamente mi secreta devoción por ella. También desconocía que me gustaba la canción... ;D


Dejando a un lado los prejuicios, a día de hoy sigo creyendo que esta es una muy buena canción. Y como siempre hay una excepción que confirma la regla, fue Gary Barlow, uno de los integrantes, quien la escribió. De igual modo admito que me encanta la versión que realizaron de How deep is your love de los Bee Gees. Otros temas como Pray, Relight my fire o Everything changes se me hacen un poco más indigeribles.

As long as you love me - Backstreet Boys


1997, 3ª de BUP. Sinceramente no hay un recuerdo en particular (sólo que la chica con la que estaba enrrollado estaba loca por Nick Carter) con esta canción en concreto, pero sí recuerdo un bombardeo constante de temas como Get Down (You're the one for me), I'll never break your heart, Quit playing games (With my heart), Everybody o Show me the meaning of being lonely. Y es que los chicos del callejón de atrás (que mal suena así xD) son considerados la Boy Band más relevante dentro de esta especialidad musical. 140 millones de copias vendidas así lo confirman.


6 comentarios

  1. Así me gusta, sin verguenza ninguna. Yo me quedaría con los Jackson Five.
    No sé si eran los mejores, pero me gustan más.
    Y algún temilla de Take That en su reunión de hace años porqué no? y del resto pues no.
    Al final, tengo poca verguenza también. Ja,ja,ja.
    Que yo tengo mis cancines del armario. Ja,ja,ja.
    Saludos sintéticos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me gustan los Jackson 5, aunque las noventeras fueron las que más me marcaron al coincidir con mi adolescencia.
      Respecto a la reunión de Take That, reconozco que me agradó bastante el single Patience, las demás no las conozco, sinceramente, aunque no creo que superen a Back for good.
      Te agradezco Eduardo este apoyo en mi particular salida de armario musical. Desde ya y desde aquí, invito a mis compis Oloman y Nostromo a que nos descubran esas canciones y/o bandas inconfesables, esas que escuchaban clandestinamente y aun no han reconocido... ;D
      Un gran saludo Eduardo.

      Eliminar
  2. Vale. La próxima vez hablo del mayor éxito internacional de la música española.... Hey, Macarena!, Aaaaaah!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojito con Macarena; hasta donde yo se, es la única canción en español junto a La Bambaque ha alcanzado el N1 del Billboard ;D
      Esa no vale, tiene que ser una que realmente te haga salir del armario del rubor y bochorno más absoluto. Estoy deseando conocer la de Nostromo...

      Eliminar
    2. Me atenaza la vergüenza Gianni Bella por un amor platónico. Y no cuento más ;)

      Eliminar
  3. Gracias a ti Jakesnake.
    Mira, ya peino canas, y estoy harto de la gente que parece un intelectual de la música y que sólo parece que le gusta un tipo de música que es un In y Cool.
    Tuve mi etapa talibán cuando era chaval, como supongo que muchos, y sinceramente es una mierda. Ahora es fácil, pero la de cosas que me perdí hace años por ese motivo.
    Cuando empecé a hacer el blog, me di cuenta que me tenía que dar igual todo. Y así fue y así es. Para terminar mi rollo, sólo un ejemplo. Hay muchos más, pero éste llega.
    Recuerdo que Alaska, cuando era Alaska claro, parecía una supermoderna y lo era, y después te decía que Raphael o Sara Montiel le gustaban mucho.
    Vamos...Respeto pero no era lo más In o Cool del momento. Ni siquiera se les podía considerar Crooners. Ja.ja.ja.
    Saludos sintéticos.

    ResponderEliminar

 
Un invento de Jakesnake , Nostromo & Oloman | CONTACTO | Diseñado por Oloblogger