martes, 16 de junio de 2015

Losing My Religion. Una gran creación de casualidad

Página Facebook Seguir desde G+ En Twitter Nuestra lista en YouTube Rss

Losing My Religion de REM, nació casi como un experimento probando nuevos instrumentos y sonidos.
Ficha
Nombre: Losing My Religion (Perdiendo mi religión)
Intérprete: R.E.M.
Publicación: 1991
Autor: Bill Berry / Peter Buck / Mike Mills / Michael Stipe
Género: Pop / Rock alternativo

Bonus track:
Live Subtitulada
Tori Amos Buena
Gregorian
Graveworm A los leones
Anouk
Referencias:
El rincón de la desconexión
Exquisiteces
Mil y un vídeos
Rock en las Américas
Wikipedia

A menudo ocurre que no nos damos cuenta del valor de las cosas cotidianas, de algo tan hermoso como una puesta de sol o un paisaje diario, de algo tan valioso como el consejo de un amigo o de algo tan vital como el cariño y el amor de los que te rodean. Eso mismo me pasó con REM, los oía y no me producían ninguna sensación, ni buena ni mala, ni frío ni calor, ahí estaban. No sería el momento oportuno ni el lugar apropiado, cosas que muchas veces son razones muy poderosas para que la música te llegue al alma.

Por suerte, todo eso pasó cuando cayó en mis manos su séptimo trabajo, Out of Time, bastante tiempo después de su lanzamiento, un soberbio álbum con soberbias canciones como nuestra víctima de hoy, Losing My Religion o la alegre Shiny Happy People con la colaboración de mi idolatrada Kate Pierson o Radio Song con el rapero KRS-One.

En sus inicios y durante los 80, REM -Rapid Eye Moviment, una fase del sueño- se convertiría en un icono de lo que se llamaría rock alternativo. Con el cambio a la última década del siglo XX, investigan con nuevos sonidos más pop, dulces y amables, coincidiendo con su mayor esplendor, con su mejor legado.

Perdiendo mi religión, viene de una expresión sureña de EE.UU. que se podría interpretar como "perdiendo la paciencia" o "desquiciándome". Fue un braguetazo histórico (para expresiones las nuestras), debido a su fuerte campaña promocional en la radio y de su videoclip en la MTV. Pero para entrar en el Olimpo del pop, una canción tiene que ser mucho más, hoy vamos a obviar sus premios y sus records de ventas.

Losing My Religion, nació casi como un experimento, los cuatro miembros son grandes multiinstrumentistas, hasta el batería Bill Berry tocaba algunas veces elementos de cuerda, se regalaron una total libertad en este disco. El guitarrista Peter Buck, un día intentando aprender a tocar la mandolina, un instrumento muy agradecido en esto de la música, le sale el punteo y compone el ostinato principal. El bajista Mike Mills, no pudo adaptarse al tema, solía tocar despacio, e inventó una línea en las cuatro cuerdas inspirada en John McVie de Fleetwood Mac. Después, adaptaron una guitarra acústica pegada a la conmovedora y sensible voz de Michael Stipe. Resultado; los instrumentos suenan en capas unos sobre otros, con un oleaje sutil de cuerdas, guitarras y mandolinas, todo marcado y dominado por la percusión. Una canción sublime que te lleva en volandas.

En cuanto a la letra, también hay tela que cortar, como debe ser en las grandes composiciones. Cuenta sobre un amor no correspondido y de la consecuente desesperación. Michael Stipe, ha comentado muchas veces que la canción no habla de religión, ni de su homosexualidad, ni tampoco hay ninguna referencia al SIDA (se rumoreaba que estaba enfermo).
Hay quien también dice que Michael Stipe ha sido un gran lector de Gabriel García Márquez, y que estaba fascinado con la idea de la obsesión y el desamor que hay en la novela El amor en los tiempos del cólera, con esa inspiración empezó a trabajar en la letra de la canción.

El videoclip es otra preciosidad, lo dirigió el hindú Tarsem Singh. La atmósfera es irreal y misterosa, los integrantes de REM se mueven por una extraña y desolada habitación con una enigmática ventana. Se mezcla, con una cierta ironía, imaginería católica e hindú con imágenes que recuerdan al simbolismo soviético del proletariado. De agradecer la bonita plasticidad de planos inspirados en los cuadros de Caravaggio con su uso de colores, luces y sombras. Un vídeo para enmarcar.


Nada más, saludos y recordad de bajar el volumen al salir

3 comentarios

  1. ¿Cuantas veces la habremos escuchado y pinchado? No cansa, oye. Fue la primera candidata a banda sonora de la serie "Friends".
    Saludos¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo sabía Felix, eres una enciclopedia andante. De todas formas I'll Be There For You de The Rembrants, le pegó muy bien.
      Saludos

      Eliminar
    2. Rectifico Jake si lo sabía.

      Eliminar

 
Un invento de Jakesnake , Nostromo & Oloman | CONTACTO | Diseñado por Oloblogger