martes, 30 de junio de 2015

Un cantautor atípico, un disco magistral. Hilario Camacho

Página Facebook Seguir desde G+ En Twitter Nuestra lista en YouTube Rss

De Paso fue su mejor disco, un derroche de sonidos con el mejor instrumento que tiene un cantautor, su voz.
Ficha
Hilario Camacho. De Paso
Nombre: De paso
Intérprete: Hilario Camacho
Publicación: 1975
Autor: Hilario Camacho
Género: Folk / Cantautor / Rock progresivo

Bonus track:
Entrevista
Homenaje a Hilario Camacho
Referencias:
Autaria
Cantemos como quien respira
El país
Lafonoteca

Otro artista muy emblemático para mí, esta vez de los llamados cantautores españoles. Fue una época de fuerte hilariomanía, no recuerdo como apareció en aquella casa de estudiantes, llegó de puntillas para hacerse el amo y señor del tocata de aquel último año de la década de los 70. Nos embaucó en un momento en el que lo que predominaba eran las fiestas, la marcha y el rock, un decir del lema con las tres premisas de aquella juventud rebelde. Escuchábamos a Eric Burdon, Génesis, América, Deep Purple, Alan Parsons, Supertramp, Asfalto......

Hilario Camacho. A pesar de todo
Hilario era antagonista de todo aquello, a pesar de ello pegó fuerte, muy fuerte. Para aquel grupo de amigos, sus tres primeros álbums: A pesar de todo (1972), De paso (1975) y La estrella del alba (1977) eran y son objetos de culto. Después con su aumento de popularidad, gracias a la comercialización de bandas sonoras de alguna serie de televisión, salió de nuestras vidas cual exorcismo, al igual que él salió de la suya voluntariamente aquel 16 de agosto del 2006, dejando una carta, sin hacer ruido.

Hoy no hablaremos de una canción, ni veremos ningún vídeo, el objetivo es disfrutar de un extraordinario disco, para mí y para una gran minoría, De paso.


Hilario Camacho. La estrella del alba
Hilario Camacho era un cantautor distinto de sus compañeros de generación, además del mensaje, del contenido, daba una gran importancia a la parte musical. Dotado de una educada voz a la que cuidaba con mimo, con su clarividencia era capaz de adaptarse a cualquier tipo de música para darle una personalidad propia. Influenciado por cantautores como Bob Dylan o Cat Stevens, y también por otros bien distintos como Carlos Santana, desarrollaba ecos de música pop, rumba y flamenco, blues, funk, samba o jazz. En sus letras, poemas de Antonio Machado, Miguel Hernández, García Lorca o Nicolás Guillén que elegía por su musicalidad. Nunca fue un músico mayoritario de éxitos continuos, su personalidad y su carácter no iban con eso, nunca quiso adaptarse a los vaivenes de la industria discográfica.

De paso tiene como portada un cuadro de Octavio Colis, forma parte de Los 100 Mejores Discos Españoles del Siglo XX, según la revista Rockdelux. Grabado en los estudios Kyrios, Hilario se rodeó de músicos de primer orden procedentes del jazz y del rock progresivo; el multinstrumentista Jean Pierre Torlois, el bajista Quique Santana, el percusionista Javier Estrella, el batería José Antonio Galicia, el teclista Jesús Pardo y en flautas y saxos Jorge Pardo.

Personalmente me gusta todo de él, su hippysmo, su rock ácido, sus toques jazzísticos, su interpretación vocal e instrumental, su elegancia poética, su desinhibición y libertad en el año del cambio. Contiene un puñado de canciones que Hilario había escrito en los años anteriores, algunas son auténticas obras maestras.

El el primer corte es para Tiempo al tiempo, al igual que el primero de la cara B Verónica, son una demostración de su capacidad instrumental. Pasamos a oír la inmortal Volar es para pájaros, con letra de Pablo Guerrero, siempre se nos transmitía como un viaje lisérgico, una constante lucha entre la realidad y el deseo. Continuamos con la preciosa Dolores, Dolores, dedicada a la cantante catalana Dolors Laffitte. Escuchamos la alegre El Agua en sus cabellos con la sombra alargada de uno de nuestros más grandes poetas, Antonio Machado.  Finaliza la cara A con la psicodélica Testimonio, una demostración de voz modulada y potente junto a rock progresivo.
Le damos la vuelta a nuestro vinilo, en el segundo corte nos encontramos con Princesa de cera, para la que no tengo palabras, solo puedo cantarla, maravillosa con sabor a jazz. La triste Pequeña muerte con ese juego precioso entre mandolinas y armónicas. Llegamos a otro peso pesado del disco con Cuerpo de ola, magistrales sonidos de flautas con textos de Francisco Escalada. Desgraciadamente, el disco termina con El peso del mundo, basada en el poema de Ginsberg, con rabiosas guitarras eléctricas llorando de amor.
Espero que hayáis disfrutado tanto como lo he hecho yo recordando aquel disco. La diferencia, aparte de lo musical, a la que nos referíamos antes con respecto a sus cantautores contemporáneos, es por una sencilla razón, mientras los demás se dedicaban a hacer canciones descarnadas, con fuerte contenido social debido a los tiempos que corrían, Hilario fue indiferente ante todo eso, seguía haciendo canciones de amor y desamor, de soledad, de inquietudes personales, un sentimental de la vida, un cantautor romántico que no siempre fue comprendido.

Para aquellos que aún le somos fieles, aquí tenéis su último disco, el recopilatorio Final de viaje, que me ha acompañado durante la elaboración de esta humilde reseña.

Para quien no conozca el artilugio, es un reproductor de Spotify que solo requiere de una sencilla activación, os recomiendo escucharlo.

Los dos días más importantes de tu vida son el día que naces y el día que descubres porqué. (Mark Twain)


Nada más, saludos y recordad de bajar el volumen al salir

6 comentarios

  1. Muy trabajado el post, Nostromo, te felicito. Escrito con rigor y entusiasmo; un entusiasmo que nos incita a adentrarnos en el mundo de este, para mí, casi desconocido cantautor. Estuve enganchado un tiempo al carro de los cantautores, sobre todo Serrat, pero este Hilario Camacho me pilla de nuevas, lo confieso, así que quizá sea el momento de escucharlo... La verdad que no acaba de llenarme, pero estoy en ello.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ten paciencia Carlos, escúchalo y no te abandonará nunca. Saliendo de De Paso te recomiendo por ejemplo, Arquitecto de sueños, Señora de ojos tristes o Final de viaje.
      Saludos

      Eliminar
  2. Espero que apoyéis la iniciativa y difundáis.Gracias.Hilario lo merece.

    https://www.change.org/p/ayuntamiento-de-madrid-poner-a-una-calle-el-nombre-del-cantautor-hilario-camacho/edit

    ResponderEliminar
  3. Anónimo12/5/16

    Tres discos de culto efectivamente. Me agrada saber que no he sido un bicho raro, escuchando hoy día sus canciones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para bichos raros nosotros en plena avalancha punk relevando al rey, al rock progresivo.
      Treinta años después está más justificado y ciertamente son canciones maravillosas.
      Saludos enigmático amigo.

      Eliminar
    2. Parece que blogger tiene problemas con los reproductores de sonido.

      Eliminar

 
Un invento de Jakesnake , Nostromo & Oloman | CONTACTO | Diseñado por Oloblogger