martes, 23 de diciembre de 2014

The Warrior, otro Scandal(oso) videoclip de los 80

Página Facebook Seguir desde G+ En Twitter Nuestra lista en YouTube Rss

The Warrior, una de esas joyas ochenteras que Guitar Hero evitó que quedara en el olvido. De Scandal y Patty Smyth, la esposa del tenista John McEnroe.
The Warrior. Scandal
Ficha Nombre: The Warrior (El Guerrero)
Intérprete: Scandal
Publicación: 1984
Autor: Nick Gilder y Holly Knight
Género: Pop / New Wave

Bonus track:
Actuación Scandal ´85
Letra en inglés
The Warrior en Guitar Hero
Comercial Ipod Stewie Padre de familia
Referencias:
Amante de los 80
El viaje sónico
El ayatollah del Rock N´Roll

La semana pasada, y supongo que porque queda poco más de un mes para celebrar nuestro 2º aniversario, comencé a realizar un pequeño repaso sobre las casi las cien entradas que he realizado en este blog. La intención era solo recordar las canciones publicadas, las bandas y artistas que había, las que me faltaban...No trataba de realizar un balance de ningún tipo, pero sin quererlo confirmé, porque ya lo tenía más o menos claro, que había mayoría de canciones de la década de los 80. Y lo tenía claro porque siempre he sentido una especial debilidad por la música ochentera. Ya sea Hard Rock, Heavy, Pop, New Wave, New Romantics, Dance, Alternativo, etc... de manera natural mis gustos se acercaron más a estos sonidos que a los de cualquier otra época.
Seguramente por ello hay pocas cosas que me gusten más en lo que a actividad musical se refiere que descubrir esas joyas casi ocultas de los 80, algo que me ha sucedido casi toda mi vida, me sigue pasando y estoy seguro que continuará debido a la gran cantidad de temazos de aquella etapa.

Este ejercicio de continuos descubrimientos, la mayoría de ellos de manera no intencionada, nos lleva directamente a la canción de hoy. La primera vez que escuché The warrior fue en el videojuego Guitar Hero Encore: Rocks the 80s, y desde aquel entonces se ha convertido en una de mis favoritas de siempre. Lo cierto es que en el videojuego aparecía una versión de la canción de Scandal realizada para tal fin, una realmente buena; tanto que, cuando escuché la original, me costó un poco asimilarla, ya que para ese momento había escuchado la versión unas 10 o 12 millones de veces por lo menos.


La andadura de Scandal fue realmente corta, concretamente del ´81 al ´85. Surgen en Nueva York de la mano del guitarrista Zack Smith, quien va reclutando miembros (incluyendo un fugaz paso de Jon Bon Jovi) hasta completar la banda. De entre todos ellos, destaca la cantante Patty Smyth (no confundir con la Madrina del Punk). No es que yo la destaque, ya se encargaron ellos de hacerlo con ese "Featuring Patty Smyth" que aparece en la portada del disco, y que realmente no comprendo, ya que, hasta donde llega mi información, la chica apenas había tenido actividad musical anterior digna de destacar.

Patty Smyth. The Warrior
Patty Smyth, Bowie o Diamond Dave?
El caso es que en esos cuatro años les dio tiempo a publicar Scandal, un  EP con 5 temas entre los que destaca Goodbye to you y el álbum The Warrior, en el que lógicamente se encuentra la canción de hoy, y con la que mayor éxito (#7) alcanzaron sin duda en su sucinta trayectoria.

Curiosamente cuando mejor andaban las cosas para el grupo, o al menos cuando más notoriedad habían conseguido, peleas con la discográfica, luchas internas y cambios constantes en la formación del grupo (tan solo Smyth y el segundo guitarra, como miembros originales, realizaron la gira del disco) acabaron de manera precipitada con la actividad de Scandal.

Tras la ruptura Patty inicia una desapercibida carrera en solitario de tan solo dos trabajos (Sometimes love ain´t just enough), hasta que en 2004, la cadena VH1 mediante el programa Bands Reunited realiza una serie de reencuentros de bandas olvidadas logrando que todos los miembros originales de Scandal, a excepción de Ivan Elias fallecido por cáncer en el ´95, vuelvan a unirse, algo que continúa hasta la actualidad. Incluso en 2010 lanzaron el sencillo Hard for you to love me, el cual formará parte de un nuevo álbum, según declaro la propia Patty en su blog.


Y centrándonos finalmente ya en la canción, me resulta imposible no hablar del "no se como definirlo" videoclip. La cosa comienza con un desesperado grito de profundo cabreo de Patty al ver como el tipo de mallas azules le pone hecho un cristo la hombrera de su nueva cazadora con sus sucias pezuñas, hay que joderse. Tras esta afrenta, el personaje explora un misterioso escenario lleno de extrañas criaturas, y cuando parece que se va a liar la de San Quintín, sorprendentemente se ponen todos juntos a bailar (ole ahí!) una coreografía muy al estilo ochentero, como las de Pat Benatar.

El matrimoniio Smyth y McEnroe
Smyth y McEnroe,
un matrimonio bien avenido
Pero esto no es todo, ni mucho menos, porque del conato de pelea pasamos a un baile sensual con una nueva criatura que parece salida directamente de El Cascanueces en el que la pasión es tan grande que el colega de las mallas azules se pone tan burraco que le mete tremendo achuchón a su potencial amante y se la carga. La verdad es que el tío está triunfando...

A todo esto no podemos pasar por alto como a Patty, a mitad del vídeo, le ponen los pelos pa´rriba y la maquillan entre Bowie y David Lee Roth, pero el de Eat´em and smile, para de nuevo, sin comerlo ni beberlo, volver a su original apariencia. Seguidamente, y bajo la supervisión de un mimo que suponemos actúa como árbitro y/o juez, se produce la tan esperada pelea entre el espécimen de azul y Patty, que seguramente le esté demandando la factura de la tintorería. Al final suponemos que llegan a un acuerdo porque dejan de pelear y Patty despide el tema de manera protagonista mezclando los bailes de Miguel Bosé y la mala leche de John McEnroe, aunque por aquel entonces aun no era su marido.



En fin, un extravagante videoclip que no consigue empañar esta gran canción, la cual, dicho sea de paso, fue la única que conseguí completar al 100% en Modo Experto en el videojuego, por algo será.

PD: Existe una secreta relación entre esta canción, una borrachera nocturna y una servilleta... Para conocer la respuesta, preguntar a Nostromo.

2 comentarios

  1. Estimado, a lo hecho pecho. Unas birras, o varias, quizás muchas, buena conversación musical y apuntados músicos, que solo conoce Jake, en una puñetera servilleta que siempre será usada en mi contra. Los datos están en mi cabeza, pero no reunen el mínimo de requisitos para hablar de ellos.
    Por lo menos no soy del Alba.
    Progresas adecuadamente Jake, pero todavía te falta mucho, mucho, mucho. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estoy de acuerdo. En la servilleta habían temas que cumplían el mínimo de requisitos más que de sobra, esta entrada es el más claro ejemplo.
      Viva el Albacete Balompié!!!!! (esa fue otra buena...)

      Eliminar

 
Un invento de Jakesnake , Nostromo & Oloman | CONTACTO | Diseñado por Oloblogger