martes, 9 de diciembre de 2014

I don't like mondays, la historia de una masacre en un funesto lunes

Página Facebook Seguir desde G+ En Twitter Nuestra lista en YouTube Rss

Una canción que usamos para indicar que los lunes no son precisamente nuestro día favorito de la semana, pero que tiene un origen realmente trágico.
Ficha
I don't like mondays. The boomtown rats
Nombre: I don't like mondays (No me gustan los lunes)
Intérprete: The boomtown rats
Publicación: 1979
Autor: Bob Geldof
Género: New wave / Rock sinfónico

Bonus track:
Dúo con Bon Jovi en directo
Referencias:
I don't like mondays. Wikipedia
Cleveland Elementary School shooting. Wikipedia [eng]
La cara oculta de las canciones: ‘I don’t like mondays’, una tragedia escolar según los Boomtown Rats. EfeEme

I don't like mondays es erróneamente considerado un one hit wonder, al menos por la VH1 y su conocida lista, en la cual encontramos esta canción en el número 67, pero en realidad The boomtown rats consiguieron aupar a las listas de éxitos bastantes títulos de su repertorio, sobre todo en Reino Unido e Irlanda. Valgan de ejemplo sus ocho top #15 a los que sólo habría que añadir algunos más con puestos algo inferiores para dar por zanjada la demostración:

Lookin' after No. 1 (1977, #11)
Mary of the 4th form (1977, #15)
She's so modern (1978, #12)
Like clockwork (1978, #6)
Rat trap (1978, #1)
Diamond smiles (1979, #13)
Someone's looking at you (1980, #4)
Banana Republic (1980, #3).

De la misma manera también parece erróneo el sentido que habitualmente le damos a la canción para bromear sobre ese molesto día de la semana en el que se recupera el ritmo habitual de estudio o trabajo tras el siempre agradecido fin de semana. Nada más lejos de la realidad, pues su origen no puede ser más luctuoso.


Sucedió hace algo más de 25 años, el 29 de Enero de 1979, un día marcado en el calendario como lunes. Ese día una chica de 16 años llamada Brenda Ann Spencer la emprendió a tiros desde su casa, justo enfrente de la Escuela Elemental Cleveland de San Diego (California, EEUU), contra todos aquellos que andaban en ese momento a punto de comenzar su jornada colegial.

Brenda Spencer
Daily News
Fueron unos 30 disparos con un rifle semiautomático calibre 22, que su queridísimo padre le había regalado por navidades en lugar del radiocassette que Brenda había pedido. En este caso si la música no hubiera amansado a la fiera, al menos quizás hubiera conseguido que no se despertara la que la chica llevaba en su interior. Muy mala elección por parte de su progenitor.

El fatal suceso se saldó con un balance de ocho niños y un oficial de policía heridos, más dos fallecidos, precisamente el director del colegio y el conserje; el primero intentando proteger a los alumnos y el segundo intentando sacar al director herido de la zona del tiroteo.

Después Brenda Spencer se parapetó en su casa durante bastantes horas hasta que se consiguió su rendición, las suficientes como para que un periodista pudiera recopilar los datos necesarios y contactar con ella por teléfono para hacerle una entrevista. La frase que se hizo historia musical fue precisamente la contestación a la pregunta sobre por qué había hecho eso:
No me gustan los lunes. Sólo lo hice para animar el día. No hay ninguna razón más, sólo fue por divertirme. Me gustan el rojo y el azul de las chaquetas de los alumnos.

Juzgada como adulta, Brenda fue condenada a cadena perpetua (con un mínimo de 25 años, 25 years to life) por dos asesinatos y asalto con arma de fuego. En su última revisión de condena le fue denegada la libertad y tendrá que esperar a 2019 para poder volver a solicitarla.


Bob Geldof estaba ese día siendo entrevistado en una emisora de radio de Atlanta y por detrás suyo un télex comenzó a funcionar. Era la noticia del tiroteo y el contenido de la entrevista telefónica. En cuanto oyó su contenido algo en su cabeza saltó. Para Geldof, activista reconocido desde su juventud, aquello era un acto sin sentido, el acto sin sentido perfecto y una razón perfecta sin sentido para escribir sobre ello. En un mes la canción se estaba estrenando.

Fue un éxito en todo el mundo... excepto en Estados Unidos. El sentimiento por la catástrofe y el miedo de las emisoras a sufrir demandas o acusaciones de mal gusto pesó demasiado. Incluso la familia de Spencer intentó sin éxito que el disco no se publicara en el país.

The silicon chip inside her head
Gets switched to overload
And nobody’s gonna go to school today
She’s gonna make them stay at home
And daddy doesn’t understand it
He always said she was good as gold
And he can see no reasons
'Cos there are no reasons
What reason do you need to be show-ow-ow-ow-own?

Tell me why
I don’t like Mondays
(etc, etc.)


1 comentario

  1. Una canción emblemática. Sinceramente, yo no conozco otra canción del grupo, o por lo menos echando la vista atrás.
    Me encanta.
    Este también es otro clásico, pero de los 80.
    Saludos sintéticos.

    ResponderEliminar

 
Un invento de Jakesnake , Nostromo & Oloman | CONTACTO | Diseñado por Oloblogger