jueves, 2 de octubre de 2014

América. De Londres y además no recuerdan el nombre de su caballo

Página Facebook Seguir desde G+ En Twitter Nuestra lista en YouTube Rss

A horse with no name, muchas radios de EE.UU. decidieron boicotear el sencillo al considerarlo una apología de la heroína.
Ficha
América. A horse with no name
Nombre: A horse with no name (Un caballo sin nombre)
Intérprete: América
Publicación: 1972
Autor: Dewey Bunnell
Género: Folk / Rock

Bonus track:
D-A-D versión
Florian Norwath versión
James Blunt versión
Referencias:
Ultramundo
Wikipedia


No hay mejor campaña de marketing personalizada, que ver aparecer todos los santos días a un amigo grandullón y bonachón acomodándose el flequillo con una mano y con este single en la otra, y conseguir siempre pincharlo en aquel castigado tocadiscos, para después, con una sonrisa cómplice, cantar A horse with no name a grito pelado. Quiero imaginar que, aquel día fatídico, iría escuchando esta canción en el radiocassette del coche. Va por el Ruso.

América. A horse with no name
Contradiciendo su nombre, América en realidad surgió en Londres en 1970, el trío estaba formado por hijos de militares estadounidenses destacados en Gran Bretaña, dos de ellos, Gerry Buckley y Dan Peek, nacidos en USA y Dewey Bunnell made in UK, los tres coincidieron en el mismo colegio, el London Central High School. En el 71, fichan con Warner Bros y graban su primer álbum de estudio, que llevaba por título el nombre del grupo. El disco se publicó primero en Europa sin gran repercusión, en él no figuraba este tema de hoy. La discográfica les pidió más canciones y varios meses después de la publicación del LP, se metieron en un pequeño estudio londinense componiendo cuatro. Destacaba una de Bunnell, que se titulaba Desert Song, ésta se añadió al álbum como A horse with no name, el resto ya es historia.

Pero no todo fue un camino de rosas, fueron acusados de ser un mero plagio, en la estructura y sobre todo en el tono de voz, del estilo del supergrupo Crosby, Stills, Nash & Young. Bunnel aceptó de que Young, de algún modo, formaba parte de A horse with no name.

Los problemas de América no fueron solo estos, además, muchas radios de EE.UU. decidieron boicotear su sencillo al considerarlo una apología de la heroína. El gesto prohibitivo quizás actuó como acicate y Un caballo sin nombre no tardó en auparse a la primera posición de las listas en 1973, desplazando, curiosamente, a Heart of Gold de Neil Young.

La letra nos habla de un largo viaje a través de la inmensidad del desierto, ¿metáfora?, ¿un viaje mental?, ¿éxodo del pueblo comanche? En una época en pleno apogeo de los "viajes" con la dietilamida de ácido lisérgico (LSD), o con cualquier otra sustancia psicotrópica, y de cuando la heroína ya se conocía como caballo,... da que pensar. Dewey Bunnell ha declarado siempre que su inspiración, habían sido sus viajes infantiles por los desiertos de Arizona y Nuevo Méjico. Aquí en España no tuvo problemas, ¡total no nos enterábamos de nada!

Por lo demás, A horse with no name también ha sido calificada de simplona, de banal, sin mensaje subliminal. Se mantiene por el magnífico arreglo acústico, con guitarra de doce cuerdas y en las armonías vocales con la voz nasal de Bunnell.


Dedicada a Agustín

4 comentarios

  1. Un temazo. Y es curioso que muchos temas que son buenísimos, de vez en cuando, vuelven a ser populares gracias a anuncios. Yo también tengo pensado ponerlo.
    Saludos sintéticos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Choby, pues ni lo había visto el anuncio te lo aseguro, ya sabes que en esto de los blog hay que aprovechar la mínima oportunidad y últimamente estoy un poco liado, la preparé hace tiempo en memoria de un amigo. Gracias por el apunte.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Orlando4/10/14

    Joder, como me encanta esta cancion .

    ResponderEliminar

 
Un invento de Jakesnake , Nostromo & Oloman | CONTACTO | Diseñado por Oloblogger