martes, 22 de julio de 2014

Superstition y el poder de Motown

Página Facebook Seguir desde G+ En Twitter Nuestra lista en YouTube Rss

Tras una exitosa gira junto a los Rolling Stones, Wonder viajó a Nueva York para trabajar en un nuevo disco, allí coincidió con el mítico guitarrista británico Jeff Beck que fue a lo mismo. Entablaron una estrecha relación, se pusieron a trabajar y grabaron una maqueta que tenía aromas de funk y que hablaba sobre el misterioso y oscuro mundo de las supersticiones.
Ficha
Stevie Wonder. Superstition
Nombre: Superstition (Superstición)
Intérprete: Stevie Wonder
Publicación: 1972
Autor: Stevie Wonder
Género: Funk

Bonus track:
Concierto 2013
Stevie Wonder Estudio
Stevie Ray Vaughan
Raven Symoné
Letra y Música
Referencias:
Historias de una canción
FutureMusic
Wikipedia


Como ya hicimos con The Temptations, volvemos a colarnos en el plató del longevo programa de televisión Soul Train, para disfrutar de la magia de otro negro ciego que toca las teclas y que no es Ray charles, solo os recordaré aquella campaña navideña de la DGT en 1985: "¡Recuerda, si bebezz no conduzzcass!".

Stevland Hardaway Judkins, talentoso músico y activista social estadounidense, escribió, arregló y produjo Superstition, para incluirla en su extraordinario disco, Talking Book del 72. Enseguida se convirtió en un tremendo éxito que la elevó a la cima de las listas, aunque tuvo alguna anécdota en su nacimiento.

Tras una exitosa gira junto a los Rolling Stones, Wonder viajó a Nueva York para trabajar en un nuevo disco, allí coincidió con el mítico guitarrista británico Jeff Beck que fue a lo mismo. Entablaron una estrecha relación, se pusieron a trabajar y grabaron una maqueta que tenía aromas de funk y que hablaba sobre el misterioso y oscuro mundo de las supersticiones.

A Beck, que ayudó en la batería y en la caja de ritmos, le gustó tanto la canción que quiso comprarla para hacerla suya. Wonder se la cedió con una sola condición, a cambio tenía que poner sus mejores riffs en algunas canciones que entrarían en el disco en el que estaba trabajando. La respuesta del guitarrista fue un "sí" rotundo.

Pero nadie contaba con las exigencias de la discográfica, Stevie Wonder acababa de firmar un mal contrato con Motown, seguramente mal asesorado. Berry Gordy, gerente general del sello, no consintió que una de las canciones de las que ya estaban en su poder y que le sonaba muy bien, hubiera sido cedida a Beck. Rápidamente fue lanzada como sencillo mientras el británico trabajaba en su versión en la otra orilla del Atlántico. El mosqueo fue supino. El pobre de Stevie no entendía nada. Y para no extendernos más con este asunto, decir que la amistad entre ambos músicos volvió en 1975, cuando Wonder le cede la pieza instrumental Cause We've Ended As Lovers, con la que Beck volvió al Olimpo de los dioses de la guitarra.
He encontrado este vídeo de Beck, Bogart & Appice de 1973, como prueba de aquel lío.


La parte musical de Superstition, técnicamente es también curiosa. Tiene una de las introducciones más famosas, mucha gente sigue creyendo que tocaron aquél riff con una guitarra, pero Stevie es un mago de las teclas, el instrumento que empleó fue un Hohner Clavinet D6, el famoso clavicordio eléctrico. Cada una de las 60 teclas del Clavinet tenía un "pistón" en su parte inferior, que al pulsar la tecla golpeaba una cuerda contra un yunque metálico. La cuerda era amortiguada al instante por una almohadilla de algodón (pegada a la base de la tecla), antes de que una pastilla magnética captara el sonido. Era lo último en tecnología en aquella época, Esteban Maravilla, siempre interesado por las novedades, tenía un cacharro de estos antes de su producción industrial.

Y como ya hicimos la otra vez, es digno de observar la peña bailona del plató, aparte de la facilidad de movimientos y gracia negra en el baile, también para analizar el atuendo policromado de algunos, por ejemplo el tipo de la camiseta negra de tirillas por encima de la camisa o el otro de jersey a rayas, bermudas y calcetines altos a juego. Aquí nos habrían aplicado la ley antiterrorista de ir con semejante guisa.


2 comentarios

  1. Este es uno de esos temas que no tiene desperdicio ninguno.
    Funk de los que entra a la primera y que nunca te casas de escuchar.
    Me encanta.
    Saludos sintéticos.

    ResponderEliminar
  2. Caito29/7/14

    Ciego y negro, ¡menudo lote!, se podría pensar malsanamente.
    Y más malsanamente aún, escuchando a Ray Charles, que ya podría haber unos cuantos más.
    Stevie Wonder es de esos músicos especiales que sin tener numeros uno, sin estar de actualidad, sin presencia en los medios y asi sin muchas cosas más, ha sido, sigue y seguirá siendo una figura fundamental en la historia de la música.
    Eso solo está al alcance de unos cuantos privilegiados.
    Os recomendaría encarecidamente su "performance" de Blowi'n the wind en el disco doble del concierto del 30 aniversario en los escenarios de Bob Dylan.
    Este último citado, Bob Dylan, debío de haber nacido mudo al igual que Stevie nació ciego.
    Los entendidos ya saben porqué.
    Continuamos para bingo...

    ResponderEliminar

 
Un invento de Jakesnake , Nostromo & Oloman | CONTACTO | Diseñado por Oloblogger