lunes, 3 de febrero de 2014

Los sultanes del swing: Dire Straits

Página Facebook Seguir desde G+ En Twitter Nuestra lista en YouTube Rss

Colaboración de Juan Luis Roldán. La versión en Alchemy de Sultans of Swing incluye un magistral solo de guitarra que lleva la canción a los diez minutos y nos permite gozar en grado sumo de la virtuosidad de Mark Knopfler.
Sultans of swing. Dire Straits
FichaNombre: Sultans of Swing (Los Sultanes del Swing)
Intérprete: Dire Straits
Publicación: 1978
Autor: Mark Knopfler
Género: Rock

Bonus track:
Versión single (1978)
Primera interpretación en directo en "Old Grey Whistle" (1978)
Versión con Eric Clapton en el homenaje a Mandela (1988)
Referencias:
Wikipedia
Love Over Gold
"Historia del Rock" de El País

Curiosamente, conocí a los Dire Straits en los programas de radio heavies de los años ochenta. La banda había publicado su inmenso disco en directo Alchemy y, sin ser un disco de rock duro, encontró un hueco en esos programas, tal vez por la velocidad de las guitarras de algunos de sus temas.

El estilo de la banda, siendo rock, era bastante inclasificable. Algunas piezas eran largas, a veces hasta de un cuarto de hora, pero no era fácil encontrar unas referencias claras. El líder absoluto de la banda era Mark Knopfler, con su característica forma de tocar la guitarra, sin púa ("a dedo limpio" recuerdo que decía el locutor de uno de sus conciertos) y cuyas influencias reconocidas pasaban de J.J.Cale a grupos instrumentales como los Shadows del guitarrista Hank Marvin, pasando por Bob Dylan (con el que, de hecho, colaboró en un par de discos).

En cuanto al tema Sultans of Swing, la versión más conocida fue precisamente la del Alchemy, que, tras un "descanso" de las guitarras, alargaba de forma magistral el solo de guitarra del tema en estudio hasta llevar la canción a los diez minutos (posteriores versiones, como la que contó con la presencia de Eric Clapton en el concierto homenaje a Mandela, incluían la presencia del saxofon y los teclados en el "intermedio"). Respecto a la letra, era la recreación del concierto en un pub de una pequeña banda de jazz, y parece que Knopfler la compuso un día lluvioso mientras asistía a un concierto similar en un bar de la localidad de Ipswich.

El tema alcanzó el Top 10 tanto en Estados Unidos como el Reino Unido y, aunque el siguiente álbum en estudio de la banda tras Alchemy, Brothers in arms, fue el que les llevó a la cima de su popularidad, Sultans of swing ha quedado como su tema más emblemático y la revista Rolling Stone lo incluyó en el puesto 32 en su lista de las 100 mejores canciones de rock de guitarras de la historia.


8 comentarios

  1. Hace un par de años vi a Knopfler en un concierto en la Condomina de Murcia, a mi entender el mejor uso que se le puede dar a una plaza de toros, tocó su último disco, música celta/folk y fue un tanto extraño, hasta que no tocó por Dire Straits no se caldeó el ambiente. Pero hay que reconocer que es un gran músico y un gran guitarrista, un artista con empaque. Buena Juan Luis.

    ResponderEliminar
  2. Ya de por sí Sultan es una gran canción, pero en esta versión de Alchemy alcanza la excelencia. Respecto a Mark Knopfler te puede gustar más o menos, pero lo que es innegable es su particular sonido reconocible casi desde el primer instante de escucha.
    Dire Strait es uno de esos grupos que a pesar a ser uno de los más notables del s.XX aun no habían salido en el blog (como otros muchos), así pues gracias por incorporarlo a nuestro setlist y por participar con tu excelente entrada.
    Un saludo Juan Luis.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a vosotros, ha sido un placer porque el blog me parece estupendo y la canción me traía muy buenos recuerdos. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy el último en agradecerte públicamente tu artículo... La confianza da asco :)

      Eliminar
  4. La versión del Alchemy (y también la del disco en directo en la BBC) son fantásticas porque, en el momento en que termina la versión de estudio, en directo las guitarras se lanzan en unos solos más o menos improvisados que son una verdadera delicia. Si la canción en el disco es buena, en directo es una joya. ¡Me encanta!

    ResponderEliminar
  5. Esta canción me trae muchos recuerdos de cuando tocaba en cada uno de los dos grupos en los que formaba parte. En el primero, hacía las guitarras rítmicas. En el segundo de los grupos ya me metí a hacer la parte solista, pero sin cantar (eso lo hacía el bajista).

    He perdido la cuenta de las veces que he tocado esta canción, entre ensayos y bolos, pero no se me olvidará nunca la primera vez que la tocamos en una fiesta, con más grupos. Resulta que la mitad del grupo nos equivocamos, unos tocando la parte del estribillo, y otros la parte de la siguiente estrofa... ¡No sabemos ni cómo pudimos encarrilar el tema de nuevo, pero desde luego, la gente se dio cuenta, jajajaja!

    La verdad es que es una canción que se presta a ese tipo de equivocaciones, si te despistas un poco. Menos mal que la que versionamos era la de estudio. La del Alchemy era demasiado larga para el tiempo que nos dejaban tocar, y habían más posibilidades de equivocarse en la estructura.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Fantástica canción y fantástico blog. Acabo de descubrirlo. Me pasaré a menudo a escuchar buena música.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sé bienvenido, te esperamos a menudo.
      Saludos

      Eliminar

 
Un invento de Jakesnake , Nostromo & Oloman | CONTACTO | Diseñado por Oloblogger