miércoles, 9 de octubre de 2013

The riddle, el enigma de Nick Kershaw que nunca fue tal

Página Facebook Seguir desde G+ En Twitter Nuestra lista en YouTube Rss

The riddle, con uno de los estribillos más recordados de los 80, fue el enigma de Nik Kershaw que realmente nunca fue tal.
Ficha
The riddle. Nik Kershaw
Nombre: The riddle (El enigma)
Intérprete: Nik Kershaw
Publicación: 1984
Autor: Nik Kershaw
Género: Pop / New Wave / Tecno

Bonus track:
Directo contra el sida
Versión Gigi D´Agostino + letra
Referencias:
Wikipedia
The best of the 80s
Discos, música y reflexiones

Algunos recordareis a este inglés como aquel ídolo de adolescentes de estrafalario peinado de mediados de los ochenta que cantaba temas tan famosos como Wouldn´t it be good o I wont´t let the sun goes down on me. Fue una de tantas estrellas fugaces de aquella mágica época, cuya efímera luz se apagó antes de terminar la década.

Siendo muy pequeño aprendió a tocar una imitación de una Gibson 335 haciendo versiones de Black Sabbath y Deep Purple. Más tarde, y tras varios proyectos, decidió comenzar una carrera en solitario. Su primer disco, Human Racing, fue un auténtico éxito, al igual que The Riddle, su segundo trabajo, una muy aceptable mezcla de guitarras, teclados y sintetizadores entre los que destacan, además del single que hoy se trata, Don Quixote y Wide Boy.

The riddle comienza con un redoble de percusión, el cual se repite a mitad de la canción, seguido de unas notas de teclado que imitan al estribillo, sin duda uno de los más típicos y recordados de los ochenta por su casi hipnotizante y enigmático ritmo.
Y es que The riddle (el enigma en español), tras ser publicado, causó gran confusión y especulación en cuanto a su significado. De hecho Kershaw recibió cientos de cartas con posibles soluciones al enigma que planteaba. Pero en realidad no había ningún acertijo, simplemente escribió algunos versos sin mucho sentido que se adaptaban bien a la música, ya que el tiempo para grabar el tema se le echaba encima.

En cuanto al vídeo musical aparece el propio Kershaw caminando junto a extraños personajes y superando los obstáculos que la especie de casa encantada le plantea hasta llegar al final de la misma, en la que una apertura de plano revela que se trata de una casa en forma de interrogación, la cual es finalmente recogida de la calle por Enigma, personaje de Batman. Hay claras alusiones a Alicia en el país de las maravillas, como la aparición de la chica a través de una pequeña puerta, dos personajes muy parecidos a Tweedle Dum y Tweedle-Dee y la observación A través del espejo.

Posteriormente publicó Radio Musicola, abandonando su carrera como solista en 1989 para centrarse en su faceta de compositor. Es el autor, por ejemplo, de The One and Only, una canción que oí un millón de veces en 1991 cantada por Chesney Hawkes.

2 comentarios

  1. Nik Kershaw tuvo su momento y, para mí, dejó unos buenos temas que forman parte de mi juventud.
    I won´t let Sun ... me hizo saltar del sitio la primera vez que la escuché. Y aún me sigue encantando.
    Sin comparaciones, con Nik pasó con muchos otros, como por ejemplo con Howard Jones. Exitos inmediatos y de corta duración.
    Bueno, para mi, de mucha, porque como dije, me gusta escucharlos.
    Saludos sintéticos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta lo que apuntas: De corta duración para la mayoría, de larga para unos pocos que todavía, de vez en cuando, nos gusta volver a escuchar estos temas ochenteros.
      Saludos y gracias.

      Eliminar

 
Un invento de Jakesnake , Nostromo & Oloman | CONTACTO | Diseñado por Oloblogger