jueves, 18 de abril de 2013

Bitter Sweet Symphony. Exquisita mezcla de clásica con rock.

Página Facebook Seguir desde G+ En Twitter Nuestra lista en YouTube Rss

Bitter Sweet Symphony de The Verve, es una estupenda y polémica canción con enfrentamientos de intereses con los Rolling Stones.
FichaNombre: Bitter Sweet Symphony (Sinfonía agridulce)
Intérprete: The Verve
Publicación: 1998
Autor: Richard Ashcroft / Mick Jagger y Keith Richards
Género: Britpop / Glam Rock

Bonus track:
Richard Ashcroft & Coldplay
Versión de Andrew Loog Oldham Orchestra
Espejo Sub.
Referencias:
Wikipededia


Esta estupenda canción es un ejemplo de tantas y tantas trifulcas causadas por ambiciones, por derechos de copyright, por sociedades, por managers buscando tajada, o por todo lo que a la postre cuestiona, con razón o no, el trabajo de una banda o de unos artistas. A ver si lo puedo explicar lo más escueto posible.

La letra fue escrita por Richard Ashcroft, pero actualmente está acreditada también a Mick Jagger y Keith Richards. Esto es porque utiliza un riff similar a The Last Time, canción de The Rolling Stones. The Verve solicitó una licencia para usar un sample de 5 notas de una versión orquestal de Andrew Loog Oldham Orchestra y recibió autorización de Decca Records. Pero nace Bitter Sweet Symphony y se convierte en un éxito mundial -si no hubiera sido así no habría pasado nada- y enseguida son demandados por el manager de los Stones, Allen Klein. La reclamación se basaba en que habían roto el acuerdo al usar una porción más larga que la que cubría la licencia, algo que The Verve siempre negó. La banda resolvió el problema fuera de los juzgados y entregaron el 100% de sus derechos de la canción a Klein, porque parecía más barato que luchar en los tribunales. Pero entonces aparece otro elemento, el de la versión orquestal y primer manager de los Rolling, Andrew L. Oldham que poseía los derechos de las notas del sample. Así que, finalmente, después de todo el lío, la banda de Ashcroft perdió todo derecho, no sólo no podían ganar dinero con su mayor éxito, sino que también se les quitó el control de la canción. Y también les costaría la existencia, después de tantos disgustos Richard sufrió una crisis nerviosa y el grupo se deshizo.

Pero vamos a la música. Está considerada por algunas emisoras de prestigio entre las 100 mejores canciones de todos los tiempos y en puestos de cabeza. La melodía se antoja preciosa con el juego de violines, mezclando clásica con rock y un soniquete que no acierto a discernir, ¿mandolina quizás?, sumando la parte vocal y coros montan un extraordinario sonido para el buen oído. En el vídeo se ve a Richard Ashcroft caminando por una calle del norte de Londres, absorto y hastiado de lo que le rodea, sin detenerse frente a nada carnal ni material, se vuelve ajeno a la sociedad. Solamente parece llamarle la atención un Jaguar donde se refleja en los cristales (?).
Porque es una sinfonía agridulce, esta vida.
Intentar llegar a fin de mes.
Eres un esclavo del dinero, luego te mueres.


1 comentario

  1. Caito4/5/13

    Recomiendo vivamente a quien se emocione con estos temas a que escuche música clásica. No hace falta ser un purista ni un experto, simplemente escuchar algunas piezas. Eso nos sirve para tener elementos de juicio. Es como probar los buenos vinos. No son para todos los dias, pero te dan la medida del resto.
    Este tema es un vino de tetra brick en botella bordelesa y bien etiquetado. Entra bien y poco más. No es para paladearlo ni tenerlo mucho tiempo en boca. Y sirvió para que varios miles de horteras lo pusieran de tono en su móvil, y tan contentos con su "sinfonía".
    La letra es simple, burda y vulgar.
    Lo siento, pero no me gustan los melancólicos de plástico, ni los pseudo-copias, prefiero los melanalcohólicos y lo genuino y auténtico.

    ResponderEliminar

 
Un invento de Jakesnake , Nostromo & Oloman | CONTACTO | Diseñado por Oloblogger